18 de septiembre de 2019 00:00

Playas creció a dos ritmos en sus 30 años de vida política

Una panorámica de la primera fase del nuevo malecón de Playas, cuya entrega está prevista para noviembre. Se incorporarán áreas verdes.

Una panorámica de la primera fase del nuevo malecón de Playas, cuya entrega está prevista para noviembre. Se incorporarán áreas verdes. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Jorge González
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En 30 años de vida política, el cantón General Villamil Playas ha crecido a dos ritmos. Por un lado está la expansión inmobiliaria, que se evidencia en la cabecera urbana y a lo largo de la vía Playas-Data de Posorja, siguiendo el perfil costero. En el otro extremo está la falta dotación de servicios básicos, que ni siquiera llega al 50% de cobertura.

Ese escenario se ha convertido en un reto para la nueva administración de Dany Mite Cruz, de 40 años. Él es hijo de Cilenio Mite, el primer alcalde que tuvo el novel cantón en agosto de 1989, cuando se separó de Guayaquil. El objetivo es que la localidad se convierta en una potencia turística, como el único balneario playero que le quedó a Guayas.

A pesar de que el sector de la construcción no decae, el cantón no cuenta con un plan de desarrollo para uso de suelo.

“Playas 100% turístico, ese es el plan”. Así define Mite a su apuesta para ubicar al balneario en el radar de los viajeros nacionales y extranjeros.

Esperanza López, presidenta de la Cámara de Turismo de Playas, cree que se deben aprovechar los 40 km del perfil costero en la promoción. La idea es atraer a los visitantes, no solo de Guayaquil sino de la Sierra y de la Amazonía. En cada feriado se recibe un promedio de 100 000 turistas.


En octubre próximo se presentará al Concejo Cantonal la propuesta para aprobar el plan de desarrollo local. Es considerado el primer gran paso.
En esa línea se han impulsado varios proyectos. En los 100 primeros días de gestión se buscó “rescatar la autoestima” de los villamilenses.

Para ello, se rehabilitó la plazoleta Del Pescador, un sitio cívico ubicado frente al edificio municipal, y la plaza De los Mariscos. También se han desarrollado tres festivales: el de la Corvina, de la Ostra y Más Prosperidad. La intención es rescatar las tradiciones gastronómicas y culturales de Playas.

El presupuesto municipal llega a USD 17 millones.

Además, se busca que la inversión inmobiliaria no se detenga y sea un pilar económico. En la última década se levantaron más de 25 urbanizaciones en la vía Data de Posorja. Para incentivar al sector existe cero costos para los permisos de construcción. Desde mayo, cuando comenzó la nueva administración, se han aprobado 45 permisos nuevos para condominios y viviendas.

Entre los aprobados constan Ocean Club, que construirá dos edificios para 72 departamentos frente al mar, con una inversión de USD 9 millones. Jean Carlos Ramírez, presidente de Atagua Construcciones, a cargo de ese proyecto, comentó que están en trabajos de compactamiento del terreno. Cada torre tendrá ocho pisos. Se abrieron 150 plazas para mano de obra local.

También, en el puerto Engabao se levanta Karibao, que es un conjunto de edificios; el primero es Arawá, una torre de 17 pisos que ya está en venta.

Playas es un cantón que vive del turismo y de la pesca. No tiene parroquias pero se destacan los recintos Engabao, un pueblo de pescadores y surfistas, y San Antonio, conocido por tener un fuerte militar.

En la cabecera aún se realizan trabajos para construir la primera fase del Malecón, cuya inversión asciende a USD 8 millones. Se prevé que sea entregada en noviembre. El Municipio planifica reordenar el espacio público, porque no tiene rampas para personas con discapacidad ni arborización. La vía principal del lugar fue reasfaltada recientemente.

Otros barrios vecinos no tienen acceso a servicios: la recolección de basura es deficiente y las calles están sin asfaltar.

“Si quieren hacer un cambio en el cantón, deben cambiarlo físicamente para que sea atractivo y dotarlo de servicios básicos”, comenta Luis de la A, un comerciante de mariscos y morador de San Antonio.

El agua potable tiene cobertura del 40%; el alcantarillado sanitario, 38%; y el servicio pluvial, 20%. El Alcalde cree que durante su administración se podrá llegar a un 70% en el acceso en esos tres servicios básicos. El Municipio analiza la contratación de estudios.

Entre los trabajos que ya ejecuta el Cabildo está la construcción del alcantarillado sanitario, red pluvial y agua potable en los sectores 26 de Marzo, Caracoles y Torbay. En 20 días ya se hará el asfaltado.

En basura, todavía no se conoce “cuál será la dirección” de la empresa de recolección Emaplayas. Se revisa la posibilidad de subcontratar dos recolectores o hacer un convenio tripartito, privado-público y la empresa, para adquirir dos recolectores, indica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)