7 de octubre de 2020 13:18

Familiares y pacientes con enfermedades renales realizan plantón en Santo Domingo de los Tsáchilas

En los exteriores de la clínica Contigo Da Vida, en Santo Domingo, pacientes y familiares con problemas renales protestaron. Foto: EL COMERCIO.

En los exteriores de la clínica Contigo Da Vida, en Santo Domingo, pacientes y familiares con problemas renales protestaron. Foto: EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Familiares de pacientes con problemas renales, personal médico y de servicio, se unieron una vez más para protestar en exigencia del pago de los recursos pendientes con las clínicas de diálisis en Santo Domingo de los Tsáchilas, occidente del Ecuador.

Este miércoles 7 de octubre de 2020 la concentración fue en los exteriores de la clínica Contigo Da Vida, en la avenida Chone. Los manifestantes llegaron con carteles en los que exponen los problemas que se arrastra desde el año pasado.

En las pancartas se leían mensajes como: “Más de 10 000 ecuatorianos tienen enfermedad renal crónica, diálisis es vida”, “estamos sin dinero para compra de insumos”, “no nos dejen morir”.

En la provincia Tsáchila hay dos casas de salud del sector privado que atienden a enfermos derivados desde la red del Ministerio de Salud (MSP) y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Son más de 100 pacientes que se realizan tres diálisis a la semana en sesiones que duran cuatro horas al día.

Según la representante de los proveedores de ese servicio, Jenny Acosta, el Estado no se ha puesto al día con los pagos que datan desde hace 10 meses. La deuda asciende a USD 7 millones.

Las finanzas de estos centros tocaron fondo durante los primeros meses de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Entonces se vieron obligados a pedir nuevos créditos a sus proveedores de insumos médicos y apelar a la paciencia del personal de salud.

Eso ha permitido que la atención no se paralice. Los establecimientos asumen los costos de USD 115 a 120 que representa cada sesión por paciente.

La vocera de las clínicas, Jenny Acosta, asegura que la respuesta que le dan en la Coordinación Zonal de Salud es que no hay presupuesto para solventar al momento los montos pendientes.

Las autoridades del MSP en la provincia no se han pronunciado sobre este reclamo. A través de la Dirección de Comunicación se informó que la Cartera de Estado recibió la disposición de la Corte Constitucional que el viernes pasado dispuso que en 15 días se estableciera un plan para el cumplimiento de los pagos con los prestadores de los servicios de diálisis.

Las clínicas y los parientes de los enfermos realizan movilizaciones pacíficas desde finales de septiembre de 2020.

En pequeños grupos se concentran también en los alrededores del círculo de los continentes, en el centro de la capital de la provincia Tsáchila.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)