23 de noviembre de 2020 16:08

Con un plantón, vecinos del Centro Histórico de Quito piden al Municipio que refuerce controles para frenar la expansión del covid-19

Ciudadanos protestaron el 23 de noviembre del 2020 en la Plaza San Francisco por la inseguridad en Quito y solicitaron más controles para contener el covid-19 en el Centro Histórico de la capital. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Ciudadanos protestaron el 23 de noviembre del 2020 en la Plaza San Francisco por la inseguridad en Quito y solicitaron más controles para contener el covid-19 en el Centro Histórico de la capital. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Bravo

Los moradores del Centro Histórico de Quito están alarmados por el incremento de contagios de covid-19. Según datos difundidos por el COE provincial, 2044 casos positivos se han reportado en esta parroquia hasta el 20 de noviembre del 2020, ubicándose en los primeros lugares en la ciudad.

Un grupo de moradores y dirigentes organizó la mañana de este lunes 23 de noviembre de 2020, un plantón para pedir a las autoridades que refuerce los controles y evitar el incremento de casos. También solicitan que se retiren las vallas metálicas ubicadas en los alrededores del Palacio de Gobierno, en la Plaza Grande, las cuales afectan al turismo y perjudica económicamente a los dueños de almacenes, hoteles y restaurantes de la zona.

La manifestación se realizó en la Plaza de San Francisco frente a la iglesia. Al mismo tiempo, el Ministerio de Salud instaló allí una carpa en donde se tomaban pruebas de detección de coronavirus a los peatones. Acudieron el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS.

Con base en los datos recopilados por la Secretaría de Salud del Municipio, Pablo Buitrón, coordinador del Frente de Defensa del Centro Histórico, indicó que en las zonas altas de Toctiuco, La Colmena y La Libertad hay un alto índice de contagios. Allí viven las personas que se dedican al comercio informal en las inmediaciones de los centros comerciales del ahorro, San Roque, La Marín y la calle Rocafuerte.

Las personas realizaron el plantón con medidas de bioseguridad, ante la presencia del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y el presidente del IESS, Jorge Wated. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Las personas realizaron el plantón con medidas de bioseguridad, ante la presencia del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, y el presidente del IESS, Jorge Wated. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


Aseguró que en Toctiuco, La Colmena y La Libertad hay canchas en donde se producen aglomeraciones y existe alto riesgo de contagio. Otro problema son los tumultos que se producen en las calles Chile, Rocafuerte, Imbabura, Bolívar y Sucre. “Falta mejorar los controles de medidas de bioseguridad”, dijo.

En la manifestación participaron los dirigentes de los barrios del Centro Histórico. Consuelo Anchaluisa, directiva del vecindario Santa Lucía Baja de La Colmena, indicó que los casos de coronavirus se reportan en las zonas altas como Nueva Aurora, La Concepción y Santa Lucía. “Hay bastantes contagios y fallecidos. Es gente que salió a trabajar y se enfermó”.

Al principio, ella y otros directivos barriales se unieron para ayudar a quienes contrajeron la enfermedad con víveres. Ahora se organizan para hacerlo nuevamente ante el incremento de casos.

Marcelo Santa María es coordinador de Salud de la Loma Grande. Cuenta que los adultos mayores de su tradicional vecindario han sido los más afectados por la pandemia. “Unas 10 personas han fallecido”.

Con preocupación, contó que algunos vecinos se han relajado y no se protegen. Tratan de curarse automedicándose o consumiendo medicinas caseras. Tampoco cumplen los distanciamientos porque la gente se ha confiado. Asimismo, de a poco, algunos vecinos han dejado de utilizar la mascarilla y salen a caminar.

Moradores y dirigentes de los barrios del Centro Histórico pidieron a las autoridades tomar diferentes medidas, ante la propagación del covid-19. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Moradores y dirigentes de los barrios del Centro Histórico pidieron a las autoridades tomar diferentes medidas, ante la propagación del covid-19. Fotos: Eduardo Terán/ EL COMERCIO


La líder de San Sebastián, Mercy Mora, aseguró que en su sector hay los mismos problemas de incumplimiento de las medidas de bioseguridad. “En los grupos de chat estamos pendientes de aconsejar a los moradores para que utilicen alcohol. Estamos aterrados porque se han dado contagios”.

Junto a la carpa se encontraba el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos. Informó que trabaja en la adquisición de vacunas para el covid-19. “Vienen un total de 16 millones de dosis que es mucho más, probablemente sean 8 millones de vacunas completas para la población ecuatoriana”. Aspira que hasta marzo se cuente con ese material. “Todos los días trabajamos en eso. Hemos visto muy buenas noticias respecto a la efectividad de la vacuna”.

Zevallos acotó que los casos han disminuido en las últimas semanas. También ha bajado la demanda de camas en el país. “Las que estaban han sido destinadas a otras patologías ya no se han utilizado para covid-19”.

El Ministro hizo un llamado a la gente para que respete las medidas de bioseguridad. En cuanto a los pagos de salarios a médicos y demás personal de la salud, Zevallos indicó que “están a tiempo. Sin embargo, no puedo dejar de reconocer que hay retardos, pero esos retardos necesariamente van tener que seguirse actualizando conforme ingresen divisas”.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, manifestó que la atención continúa y el esquema de derivaciones con el que se trabaja en el Ministerio de Salud funciona con normalidad.

Sobre la proximidad de las fiestas de diciembre el funcionario indicó que “no hay que preocuparse si la gente toma medidas de precaución. Se debe hacer conciencia ciudadana”.

No hay saturación de las unidades de cuidados intensivos como ocurrió meses atrás. “Estamos en un 90% de capacidad, pero ahora nos dedicamos a covid-19 y a operar también a diferentes pacientes. Estamos con un trabajo dividido”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)