30 de marzo de 2018 00:00

El plan económico está en manos de Lenín Moreno

La ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, entregó ayer el plan económico al presidente Lenín Moreno, en Carondelet. Foto: Cortesía: Presidencia de la República

La ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, entregó ayer el plan económico al presidente Lenín Moreno, en Carondelet. Foto: Cortesía: Presidencia de la República

valore
Descrición
Indignado 46
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Diana Serrano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El presidente de la República, Lenín Moreno, analizará durante este feriado de Semana Santa el plan económico.

El Mandatario, quien este jueves, 29 de marzo del 2018, recibió la propuesta elaborada por la ministra de Finanzas, María Elsa Viteri, enfatizó que no se trata de un “paquetazo”. El Jefe de Estado anunciará las líneas generales del documento el lunes 2 de abril en la noche.

“No es ningún paquetazo, como los que se acostumbraban a dar, casualmente, antes de los feriados. Y tampoco afectará de forma alguna a los sectores más pobres del país”, dijo el presidente Moreno.

Aunque no se conocen las medidas que contiene el programa, la Ministra se ha reconocido ser partícipe de no subir impuestos y ha anunciado una política de mayor eficiencia en el gasto público.

Otros miembros del Gabinete ya han dado algunas pistas de por dónde irán las medidas. El titular de Comercio Exterior e Inversiones, Pablo Campana, dijo el miércoles de esta semana que el plan no incluirá un ­incremento del impuesto al valor agregado (IVA).

El ministro de Agricultura, Rubén Flores, por su parte, planteó el alza de aranceles de 375 partidas importadas, principalmente de consumo, hasta el tope arancelario establecido por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Para el diseño del plan, la ministra Viteri se reunió, además, con gremios de industriales.

El miércoles, 28 de marzo, mantuvo un encuentro con el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), el cual le presentó sus propuestas para generar ingresos no tributarios. Entre las ocho medidas planteadas están eliminar el subsidio a la gasolina súper, el levantamiento de la cuota de la OPEP y una única remisión tributaria. En cuatro años estas medidas, según la CEE, podrían generar USD 10 000 millones en ingresos fiscales.

La Cámara de Comercio de Quito también envió un representante para exponer sus propuestas en esa reunión.

Según Patricio Alarcón, presidente Ejecutivo del gremio, el mensaje que recibieron es que el Gobierno “no va a incrementar impuestos, que está evaluando las partidas arancelarias, cree en bajar el gasto público y en devolver los tributos a exportadores para fortalecer a este sector”.

Precisamente, uno de los pedidos empresariales es la eliminación del anticipo a la renta y del impuesto a la salida de divisas (ISD). También pidieron la devolución de los tributos al sector exportador (drawback y certificados de abono tributario) pendientes de pago. Por esto, el Gobierno adeuda USD 300 millones.

Los empresarios y gremios esperan, además, que el plan económico incluya un esfuerzo del Régimen por reducir
el gasto público.

Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), dijo que una señal importante para el país será saber de dónde se reducirá el gasto fiscal, más que cómo incrementar los ingresos. “El gasto público actual no es sostenible”.

La Cámara de Comercio de Guayaquil coincide en ello. Su director ejecutivo, Juan Carlos Díaz, cree necesario ejercer un mayor control en la administración pública “para que no se susciten casos de corrupción o pagos en exceso en las compras por parte del Estado”.

Para ello, Francisco Briones, director de Investigación de la Cámara, recomendó promover la participación del sector privado en la contratación de obras públicas.

Para el titular de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), Javier Díaz, la reducción del gasto debe hacerse de forma paulatina durante los próximos años.

Los representantes del sector empresarial y productivo señalaron que para la elaboración del nuevo plan enviaron sus propuestas, tal como lo hicieron para las reformas discutidas en la Ley de Reactivación Económica.

La Cámara de Comercio de Guayaquil insistió en que el Gobierno no suba los aranceles ni imponga salvaguardias porque encarecen los insumos de la industria.

El sector de las pymes fue uno de los que más incentivos recibió en la Ley de Reactivación Económica, que está vigente desde este año.

Sin embargo, quedaron pendientes varios requerimientos, indicó Christian Cisneros, director de la Cámara de la Pequeña y Mediana de Comercio de Pichincha (Capeipi). Uno de ellos es la ampliación de beneficios tributarios como la reducción del IR para pequeñas empresas que facturan hasta un millón de dólares.

El sector exportador espera, además, que el plan incluya la decisión de ir hacia un acuerdo comercial con EE.UU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (16)