13 de octubre de 2017 20:56

Mesa técnica definió plan de contigencia tras caída de puente basculante Guayaquil - Isla Santay

En la Isla Santay se organizo la Mesa Tecnica para ver resolver los problemas que podria en la economia y el acceso de la isla hasta Guayaquil por via fluvial. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

En la Isla Santay se organizo la Mesa Tecnica para ver resolver los problemas que podria en la economia y el acceso de la isla hasta Guayaquil por via fluvial. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

La mesa técnica que se realizó la tarde de este viernes 13 de octubre del 2017 en la Isla Santay dejó definidas varias estrategias para mitigar la emergencia turística que enfrenta. Esto a causa por el colapso de una parte del puente basculante que une a Santay con Guayaquil. El hecho ocurrió a las 15:40 del jueves cuando el barco pesquero Patricia impactó a la estructura.

En la actividad organizada por la Gobernación del Guayas, participaron instituciones como el Ministerio de Salud, el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, el Ministerio de Turismo, la Armada del Ecuador, la Secretaría de Gestión de Riesgos, entre otras. También estuvieron presentes los comuneros.

El gobernador del Guayas, José Francisco Cevallos, arribó al muelle de la isla Santay a las 13:20, en compañía del director nacional de espacios acuáticos, Jorge Cabrera. Ambos fueron recibidos por los funcionarios de las distintas instituciones y los comuneros, en uno de los restaurantes del lugar, acondicionado con mesas y sillas para la reunión.

La cita comenzó 20 minutos después de la llegada de Cevallos, a las 13:40. Los representantes de cada entidad informaron a la autoridad provincial las soluciones planificadas desde sus competencias. Luego el gobernador hizo algunas sugerencias y les cedió la palabra a los pobladores presentes.

Geovanni, un adulto mayor, se levantó para hacer su pedido. "Queremos más seguridad en el río, los piratas nos roban", dijo. En esta época que se fomentará el turismo fluvial a la isla, las autoridades se comprometieron a incrementar la vigilancia tanto en tierra como en el río Guayas.

Entre las estrategias para evitar el impacto económico tras el colapso del puente, está la realización de actividades recreativas todos los fines de semana para atraer a los visitantes, a cargo de las instituciones estatales.

El puente que conecta a Santay con el cantón Durán funciona con normalidad. El Ministerio de Turismo hará una campaña publicitaria para promocionar el acceso terrestre a la isla por esa ruta.

Una de las necesidades de los habitantes son los motores fuera de borda para trasladarse en sus lanchas hasta Guayaquil. "Se está haciendo la gestión con la empresa privada para que sean inmediatamente dotados a la comunidad", explicó Cevallos. Se les entregará cuatro motores de 85 caballos de fuerza.

Para los traslados a Guayaquil desde la isla, se dispuso horarios de movilización de 07:00 a 13:00 y de 13:00 a 19:00 en las lanchas. Desembarcarán en el muelle de Industria Molinera, en las calle El Oro en su intersección con el río Guayas.

La Dirección Nacional de los Espacios Acuáticos (Dirnea) facilitará el uso de más muelles para fomentar el acceso a la isla.
"Vamos a realizar un análisis técnico de todas las opciones de embarcaderos para garantizar el traslado de una manera segura", explicó Jorge Cabrera, director nacional de la Dirnea. Una de las alternativas es el muelle del Yacht Club Naval, en el Malecón 2000.

Un comunero solicitó que se promocione más a la Isla Santay.
Entre incertidumbre y expectativa, la población dedicada eminentemente al turismo, espera que la situación mejore pronto y la readecuación del puente sea rápida.

¡El turismo no ha muerto!, gritó emocionado otro de los presentes.

Dalila Domínguez tiene un comedor gastronómico en la isla. Ella espera que la reconstrucción de la estructura culmine pronto, pues dependen mucho del turismo. "Tenemos que pagar USD 1 para que nos pasen dejando a Guayaquil", comentó mientras se bajaba de una balsa de madera con una funda de compras que había realizado en el puerto principal.

"Con esto vamos a estar sin trabajo", lamentó Domínguez.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) apoyará económicamente a los comerciantes. "El MIES hará el levantamiento de la información y la activación de los bonos de contingencia que fluctúan de USD 90 a 3 000", informó Cevallos.

El Ministerio de Salud habilitó un punto médico en la isla para brindar atención. Mientras que el ECU 911 dispondrá de movilización fluvial y aérea en casos de emergencia.

La coordinadora zonal 8 del Servicio de Contratación de Obras del Ecuador (Secob), Irene Ferruzola, negó que el puente haya tenido daños previos al impacto con el barco. Según la funcionaria, en un principio la obra iba a tener un costo de USD 14 millones. Pero luego hubo un incremento en la misma y se terminó pagando USD 20 millones.

Contó que a partir del 24 de mayo del 2017, el Secob empezó a trabajar como administrador del puente. La institución estaba por entregar un tramo de readecuaciones en las camineras de acceso a la isla. "Por eso los directores del Secob, el administrador de la obra y los fiscalizadores, venían realizando inspecciones constantes", dijo Ferruzola.

Ayer el Secob presentó ante la Fiscalía una denuncia por el daño ocasionado. Hoy en una audiencia se dictaminó la prisión preventiva contra el capitán del barco para investigaciones.
Se realizarán estudios técnicos para determinar a cuánto ascienden los daños y qué tipo de arreglos deben realizarse.

Elsa Rodríguez es una de las guías turísticas en la Isla Santay. Vive allí 19 años. "Vamos a traer los turistas desde el Malecón 2000 y seguiremos trabajando", dijo animada. Contó que aproximadamente 200 personas viajaban a la isla por la vía fluvial durante un fin de semana. Ahora, con el colapso del puente, espera que esa cifra se incremente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)