18 de julio de 2018 00:00

Plan de contingencia para el abastecimiento de combustible se aplica en Cuenca

En la estación de la avenida Isabel La Católica, la fila de vehículos ocupó tres cuadras. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

En la estación de la avenida Isabel La Católica, la fila de vehículos ocupó tres cuadras. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Giovanni Astudillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pasadas las 13:00 de este martes 17 de julio del 2018, los empleados de la gasolinera Primax, ubicada en la avenida Solano, en el centro-sur de Cuenca, colocaron dos conos en el acceso. Con ello, anunciaron que se terminó el combustible.

En otros surtidores de la capital azuaya se formaron largas columnas de vehículos pasadas las 11:30. Eso ocurrió, por ejemplo, en la estación ubicada en las avenidas Isabel La Católica y 12 de Octubre. Allí, a las 14:00, la fila registraba cerca de 80 automotores esperando a lo largo de tres cuadradas.

Los conductores como Xavier Sigüenza y Fernando Flores decidieron aprovisionarse de Súper y Ecopaís, respectivamente, tras leer una publicación en redes sociales sobre la suspensión parcial del bombeo de combustible a través del poliducto Pascuales-Cuenca.

Eso generó nerviosismo, dijo Juan Idrovo, quien esperaba su turno al mediodía de este martes en la estación de servicio de las avenidas de Las Américas y Gran Colombia. “Mis amigos me escribieron que había problemas en el abastecimiento de gasolina”.

Al mediodía del martes, Petroecuador difundió un comunicado explicando que hubo un daño en los tres grupos de bombeo por exceso de vibración e incremento de temperatura en la estación La Delicia, que es parte del poliducto. Por ello, decidieron suspender temporalmente la operación en el segundo tramo. Es decir, la fase que lleva el combustible hasta la terminal de Chaullabamba, en el norte de Cuenca.

Las estaciones de servicio de Cuenca estuvieron llenas este martes 17 de julio del 2018. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

En el mismo comunicado, Petroecuador informó que el bombeo se reanudó a las 05:10 del martes, luego de realizar el cambio en una bomba de la estación El Chorrillo por una de La Delicia. Desde entonces se envían 650 barriles por hora.

Con ello, las autoridades de Petroecuador dijeron que se garantiza el normal abastecimiento y pidieron a la ciudadanía mantener la calma. Lo mismo pidió la Gobernación azuaya. Adicionalmente, la empresa pública aplicó, como medida preventiva, que tanqueros viajen desde Cuenca hasta la terminal de La Troncal, en la zona costanera de Cañar, con el objetivo de que transporten el combustible.

En La Troncal se cuenta con sobre-stock preventivo para este miércoles y jueves, de acuerdo con la información de Petroecuador. La idea fue tener una provisión extra en el caso de que se presente otro problema.

Los representantes de la Asociación de Distribuidores de Combustibles de Azuay se reunieron la mañana de este martes en la terminal de Chaullabamba para conocer el problema. Allí, les explicaron sobre el plan de contingencia.

En la tarde, en cambio, mantuvieron otra reunión con las autoridades de la Dirección Regional de Hidrocarburos para analizar esta situación.

Según el presidente de este gremio provincial, Carlos Salazar, les informaron sobre la reanudación del bombeo desde la estación de La Troncal. El representante gremial indicó que el director regional de Hidrocarburos, Pablo González, les dijo que lo primero que se está enviando por el poliducto es gas licuado de petróleo (GLP) y que estaba previsto que desde la noche de este martes se enviara la gasolina base para elaborar la variedad de Ecopaís. Después se lo haría con el resto de los carburantes.

Salazar aseguró que este martes se presentó una inusitada demanda en las estaciones de servicio, lo que mermó en una cantidad importante las reservas, principalmente, de Ecopaís. “Las autoridades nos señalaron que mañana (este miércoles) se estaría normalizando el suministro”, dijo el funcionario.

Él aseguró que conductores que, por lo general, cargan USD 5 o 10, este martes llenaron los tanques. Por ello, solicitó a la ciudadanía que mantenga la calma. Además, dijo que al reanudarse este miércoles el suministro no es necesario enviar a los tanqueros a la estación de La Troncal para que transporten los combustibles. Salazar señaló que para las estaciones no es rentable financiar el valor de ese desplazamiento.

Explicó que el transporte de un galón de Ecopaís costaría entre USD 0,07 y 0,08 y no pueden asumir ese valor porque el margen de ganancia es de USD 0,13 por galón en esta gasolina. En el caso de la Súper es diferente, dijo, porque el margen de utilidad supera USD 0,40. El gremio agrupa a 18 estaciones en la provincia. Además, hay otras 12.

En contexto

Los representantes de Petroecuador anunciaron que se reanudó ayer el bombeo en la segunda fase del Poliducto Pascuales-Cuenca. Con ello y con un plan de contingencia garantizan el suministro en Azuay, Cañar y Morona Santiago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)