10 de June de 2009 00:00

El piloto del Cessna murió; su cuerpo fue rescatado ayer

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Reds. Santo Domingo y Judicial

Eduardo Quinaloa  encontró  de forma fortuita los restos de la  avioneta  Cessna 303 Cruzeira. El hallazgo ocurrió la tarde del lunes. Según la Policía, Quinaloa trabaja en la hacienda donde se estrelló la aeronave (el nombre del bien se  reserva por pedido del propietario). 

El jornalero había cumplido su día laboral y al caminar por un sendero encontró regados en el terreno pedazos de metal, plástico y caucho. Entonces,  recogió  documentos, al parecer de un ocupante  de la aeronave, y los entregó al dueño  de la finca.

Él  se comunicó con los uniformados de la zona: “Sé que ustedes están buscando una avioneta; parece que cayó en mi propiedad”.
 
La aeronave fue declarada perdida el sábado último. Según la Dirección de Aviación Civil, la nave de la empresa Endocost cubría la ruta Guayaquil-Santo Domingo de los Tsáchilas.

Pasado el  mediodía del sábado, el Cessna   despegó  desde el Puerto Principal. Su aterrizaje estaba previsto  para las 13:12 en la capital de la provincia Tsáchila.

Los reportes  de la torre de control de la terminal aérea  de Santo Domingo señalaron que el piloto se comunicó por última ocasión a las 12:52. Desde ese momento, no hubo más rastro de la avioneta.  La nave desapareció del radar.

A las 16:00, la Dirección de Aviación Civil    declaró la emergencia.   El motivo fue que, según el plan de vuelo de   Benavides,  solo disponía de combustible  para cuatro horas de vuelo. 
 
Washington Cisneros, jefe del Servicio Aeropolicial de Santo Domingo, presumía que la avioneta se chocó contra una montaña de 45 grados de pendiente.

El posible punto del estrellamiento se localizaba entre las localidades  Bolo y Santa María del Toachi, pertenecientes a Santo Domingo de los Tsáchilas. 

Recién la noche del lunes  se   verificó la identidad del piloto, Andrés Benavides, y  se activó  el  operativo de rescate.  La tarea fue ejecutada por    la Policía. El acceso a la zona del percance era  complicado y por el mal clima no se pudo usar el helicóptero policial.

Con la información de Quinaloa, los uniformados hicieron un rastreo entre  Santo Domingo y Quevedo (Los Ríos) en busca del cuerpo del piloto. Las patrullas ingresaron por un camino lastrado y emprendieron una caminata de cerca de tres horas.

La mañana de ayer rescataron  el  cadáver de Benavides,  en la hacienda de Patricia Pilar (Los Ríos). En el operativo  estuvo el fiscal Jorge Ochoa, quien legalizó el levantamiento del cadáver.  

El cuerpo  fue trasladado hasta la morgue de Santo Domingo. En este lugar, los familiares de Benavides cumplieron los trámites, para luego  sepultarlo.

Los deudos  del piloto participaron  en la planificación y ejecución del plan de rescate. Hasta ayer  evitaron    pronunciarse. So-
lo uno  de ellos, quien prefirió el anonimato, destacó que Benavides, de 24 años,  era un  piloto con experiencia, tenía  1 500 horas
de vuelo.

El gobernador de Santo Domingo de los Tsáchilas, Freddy Campos, señaló que funcionó  el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), el cual aglutinó a militares, policías, voluntarios y familiares en la búsqueda.

Todavía no se aclara por qué sucedió el percance. Para eso se activó  la Junta Investigadora de Accidentes,  avalada por la Dirección de Aviación Civil (DAC).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)