Las comunas del cantón Urcuquí se organizan en contr…
La gobernabilidad de Quito está a prueba en el Concejo
El informe del caso Celi tendrá nueve componentes
Máximo ente de rehabilitación cumple este 2 de agost…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 2 de agosto del 2021
El Ejecutivo remitirá dos pro formas este 2021
En Ecuador se habla sobre restricciones para no vacunados
Ecuador suma 226 nuevos casos y acumula 487 598 posi…

El petróleo bajó en un mercado con dudas sobre la futura oferta

El precio del petróleo bajó después de que el Departamento de Energía de Estados Unidos informara sobre el aumento de la producción de crudo. Foto: AFP

El precio del petróleo bajó después de que el Departamento de Energía de Estados Unidos informara sobre el aumento de la producción de crudo. Foto: AFP

El precio del petróleo bajó la primera semana de junio del 2018. Foto: AFP

El petróleo bajó el viernes, 8 de junio del 2018, en un mercado cauteloso y obligado a esperar si la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores deciden aumentar su producción.

En Londres el barril de Brent en los contratos para entrega en agosto cerró a USD 76,46 tras perder 86 centavos en la sesión.

En Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI) para julio bajó 21 centavos a USD 65,74.

En la semana, el Brent perdió 0,43% y el WTI cedió 0,11%.

“Será difícil para el mercado determinar una tendencia clara antes de la reunión de la OPEP y sus socios en Viena el 22 de junio”, dijo James Williams de WTRG Economics.

En ese encuentro los 14 países de la OPEP y otros 10 productores discutirán sobre la conveniencia de mantener las actuales cuotas de producción instauradas a fines de 2016 para hacer subir los precios. A fines de mayo. los valores del Brent y el WTI, pasaron la barrera de los USD 80 y los USD 70 respectivamente.

“Aún hay incertidumbre sobre lo que saldrá (de la reunión) y los precios son sensibles a todo comentario”, dijo Williams.

Por un lado algunos países creen que precios más altos afectarán a la demanda y, en contrapartida, miembros de la OPEP que están en problemas, como Irán y Venezuela, quieren que el precio siga siendo elevado, indicó Williams.

Venezuela ha sufrido el desplome de su producción a causa de su prolongada crisis económica y política y el mercado se pregunta por cuanto tiempo más podrá seguir exportando crudo.

Si Venezuela exporta menos y lo mismo ocurre con Irán, la OPEP podría aumentar la producción para compensar lo que no produzcan esos dos miembros del cartel, apuntaron analistas.