1 de octubre de 2020 13:40

Dos pescadores de Atacames sobrevivieron a un naufragio, luego haber sido impactados por un buque

Los pescadores afectados por el impacto de un buque a unas 30 millas de las costas de Tonchigüe se recuperan en el hospital de Atacames, en Esmeraldas. Fotos cortesía

Los pescadores afectados por el impacto de un buque a unas 30 millas de las costas de Tonchigüe se recuperan en el hospital de Atacames, en Esmeraldas. Fotos cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4

Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Jordan Estupiñán y Luis Bone, dos pescadores de la parroquia Tonchigüe, en el sur de la provincia de Esmeraldas, se salvaron de morir, milagrosamente, luego de permanecer en alta mar por más de 15 horas, sostenidos de una poma de gasolina.

La pequeña embarcación en la pescaban fue embestida por un buque a unas 30 millas de las costas de Tonchigüe, en el cantón Atacames.

El fuerte impacto destrozó el pequeño navío que se hundió de inmediato, llevándose el motor fuera de borda y los materiales de pesca, que suelen cargar para las faenas a mar abierto. Las pérdidas ascienden a unos USD 40 000.

De acuerdo con la información entregada por la concejala alterna del cantón Atacames, Emiliana Guerrero, tía de uno de los pescadores, el accidente ocurrió alrededor de las 23:00 del martes 29 de septiembre del 2020 en plena faena de pesca.

Guerrero explicó que, tras el impacto del buque, los pescadores quedaron a la deriva, sosteniéndose de una pequeña poma de gasolina que alcanzaron a rescatar, en medio de la oscuridad.

Los náufragos pasaron toda la noche dependiendo de ese objeto, que les permitía flotar. Los pescadores fueron ayudados por otra embarcación la tarde del miércoles 30 de septiembre del 2020, en medio de la angustia de los artesanos del mar.

Tras el rescate fueron llevados a tierra y de inmediato a una casa de salud de Atacames donde se recuperan desde la noche de ese miércoles.

El diagnóstico preliminar de los galenos es un cuadro de deshidratación y quemaduras en algunas partes de su cuerpo, por el permanente roce con la poma de gasolina.

Entre los marineros de Tonchigüe se decía que los náufragos se salvaron de milagro, pues en otras ocasiones se han reportado accidentes similares con un final trágico. También ocurre cuando chocan contra ballenas, especialmente mientras se navega a oscuras para evitar ser víctimas de los asaltantes o piratas.

Los afectados tienen previsto presentar este jueves 1 de octubre la denuncia ante la Armada Nacional y la Fiscalía de Delitos Acuático, para que, en la medida de lo posible, tratar de identificar al buque que los envistió y ser indemnizados por la afectación de su embarcación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)