8 de marzo de 2020 16:46

Dos personas con resultado positivo al coronavirus asistieron a un evento liderado por Donald Trump en EE.UU.

El gobierno de Donald Trump ha sido fuertemente criticado por su gestión frente a la propagación del coronavirus. Foto: AFP

El gobierno de Donald Trump ha sido fuertemente criticado por su gestión frente a la propagación del coronavirus. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 11
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos reportaron el domingo 8 de marzo del 2020 que dos personas que asistieron a una reciente conferencia conservadora habían dado positivo por el nuevo coronavirus. El presidente Donald Trump y el segundo mandatario, Mike Pence, su hombre clave para enfrentar el virus, asistieron a ese evento.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo a NBC que los funcionarios estaban “acelerando drásticamente” las pruebas de coronavirus.

Los casos se conocieron después de que Trump defendiera el domingo la “perfectamente coordinada” respuesta de Estados Unidos al nuevo coronavirus, en medio de fuertes críticas por los recortes de salud y los errores estratégicos que no han logrado detener su rápida propagación.

El virus llegó a 30 estados de EE.UU., matando al menos a 19 personas, mientras que Washington anunció su primer caso el sábado 7 de marzo y 60 millones de personas en California y Nueva York estaban bajo estados de emergencia.

Trump, acusado de entregar información errónea sobre el brote, culpó a los medios de comunicación en un tuit temprano en la mañana por tratar de hacer que su Gobierno “se viera mal” a medida que aumentaban las críticas por los casi 500 casos registrados.

“Tenemos un plan perfectamente coordinado y ajustado en la Casa Blanca para nuestro ataque contra el coronavirus”, tuiteó.

“Actuamos de manera muy temprana para cerrar fronteras en ciertas áreas, lo cual fue un regalo del cielo. El Vicepresidente está haciendo un gran trabajo. Los medios de noticias falsas están haciendo todo lo posible para que nos veamos mal. ¡Triste!”.

La propagación del coronavirus obligó a los países a tomar medidas extremas para contener la infección por el covid-19. Foto: AFP


Pero Larry Hogan, el gobernador republicano de Maryland, criticó los mensajes de Trump en torno al brote. El presidente “no se ha comunicado de la forma en que yo lo haría, y en la forma en que me gustaría que lo haga”, dijo a NBC.

Trump ha sido fuertemente criticado por contradecir repetidamente los consejos de los expertos de su administración en sus pronunciamientos públicos sobre el coronavirus.

Fauci le dijo a Fox News que no se podía descartar la posibilidad de seguir el ejemplo de Italia de poner en cuarentena a grandes sectores de la población, o incluso ciudades enteras.

“No quieres alarmar a la gente pero, dada la propagación que hemos visto, todo es posible”, dijo.

Un crucero estadounidense afectado por el brote obtuvo autorización para atracar en California el lunes, después de reportar 21 infecciones a bordo.

Preguntado sobre los planes para manejar a las 3 500 personas a bordo del Grand Princess, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, Ben Carson, dijo a ABC que “no quería revelarlos” de momento.

Aseguró que habría un plan “72 horas después” de la reunión de Pence con los presidentes ejecutivos de las compañías de cruceros, que se realizó el sábado.

Culpas al Presidente

Trump ha minimizado la amenaza planteada por la epidemia, que ha matado a más de 3 500 personas desde que emergió en China, sugiriendo que los casos estaban “disminuyendo sustancialmente, no subiendo”.

También prometió falsamente que pronto estaría disponible una vacuna y aseguró, sin tener pruebas, que la estimación oficial de la tasa de mortalidad era “falsa”.

Desde principios de febrero, el gobierno de Trump se enfocó en bloquear los viajes desde China e imponer cuarentenas en un esfuerzo por mantener el virus fuera de Estados Unidos.

Los epidemiólogos aseguran que el esfuerzo de contención inicial puede haber retrasado la llegada del virus, pero acusan a la Casa Blanca de perder el tiempo con una estrategia más bien ligada a la narrativa política que a la preparación interna.

La principal queja ha sido la falta de tests causada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) que desarrollan sus propios kits defectuosos, en lugar de utilizar los aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los críticos también señalan profundos recortes en los CDC.

“Muchos funcionarios intervienen en este lío, pero el Presidente es la variable crucial”, escribió el sábado en The New York Times Jeremy Konyndyk, director de la Oficina de Asistencia para Desastres Extranjeros de la Agencia para el Desarrollo Internacional durante el brote de ébola.

Nueva York se convirtió en el último estado durante el fin de semana en declarar una emergencia ya que el número de pacientes allí aumentó a 89.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (4)