28 de septiembre de 2020 00:00

188 personas fueron condenadas en diez años por caso 30-S

Así permanece hoy el lugar en donde perdió la vida el policía Froilán Jiménez. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Así permanece hoy el lugar en donde perdió la vida el policía Froilán Jiménez. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 7
Diego Puente
Redactor (I)

La bala impactó en su hombro. Era 30 de septiembre del 2010, el entonces presidente Rafael Correa se encontraba en el Hospital de la Policía y en medio de esos hechos, el entonces comandante del Grupo Especial de Operaciones del Ejército (GEO), Paúl Guzmán, quedó herido.

Hoy, él se halla en servicio pasivo. Su abogada, María Teresa Torres, recuerda lo que su cliente vivió en esos días.

Una década después del 30-S, Guzmán y otros cuatro exjefes militares acaban de ser imputados por el homicidio del policía Froilán Jiménez y de los soldados Darwin Panchi y Jacinto Cortez.

La Fiscalía dice que los tres perdieron la vida “en el operativo con el cual se extrajo del hospital” a Rafael Correa.

Torres señala que su defendido es inocente y que por su herida no estuvo en el momento en el que se registró el deceso de los uniformados.

Además, asegura que solo acató órdenes y que no dispuso ejecutar el operativo.

Las pesquisas también apuntan a los oficiales retirados del Ejército Luis Castro Ayala, Jorge Merino, Jorge Peña y Hegel Peñaherrera.

En esta década, datos de la Asociación Víctimas del 30-S dicen que la justicia procesó a 188 personas y que ellos fueron condenados en primera y segunda instancia penal.

Fueron imputados por sabotaje, rebelión, plagio, intento de magnicidio y atentado contra la seguridad del Estado, con penas que van entre uno y 12 años de cárcel.

Pero en este momento ninguno está encarcelado.

Hubo casos en los que ganaron recursos de casación o presentaron acciones extraordinarias de protección.

También están quienes buscan ser reincorporados a las instituciones en las que trabajaban hasta antes del 30-S, como la Policía, FF.AA. y Agencia de Tránsito.

Este año se ganó, por ejemplo, un juicio en el caso conocido como Guaranda.

En primera y segunda instancia, la justicia condenó a seis policías a un año de prisión. El 22 de enero, la Corte Nacional los absolvió de todos los cargos y el martes pasado la Policía les notificó con la orden de reingreso.

Según la Asociación, en este momento, 38 recursos de revisión están por resolverse en la Corte Nacional.

Sobre los oficiales procesados, la Fiscalía señala a Peñaherrera por ser parte del equipo que diseñó el plan de rescate del exjefe de Estado.

En ese entonces, él era comandante de la Primera División del Ejército Shyris, que opera en Quito. Su defensa indica que esta imputación no tiene base, porque su cliente no estuvo en la ciudad cuando se produjo el operativo.

Su abogado, Paúl Ocaña, indica que su cliente estuvo en Los Ríos y que mientras permanecía allí un superior lo delegó para que diseñara el plan.

Según el jurista, Peñaherrera encargó esta tarea a otros dos oficiales, porque “no iba a tener comunicación”, pues emprendió su retorno a la capital en un helicóptero.

Ocaña asegura que debido a las malas condiciones climáticas, el oficial aterrizó en Santo Domingo y continuó el viaje vía terrestre. “Cuando llegó a la ciudad, el rescate (de Correa) ya se había consumado”.

La Fiscalía también señala a Luis Castro como el oficial que dirigió el operativo de ‘extracción’ del exmandatario.

En cambio, Jorge Peña era director de Operaciones del Comando Conjunto de FF.AA. y Mauricio Merino estaba al frente del Grupo Especial de Comandos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (10)