5 de abril de 2020 17:57

Personal del IEES en Cuenca recibe ayuda municipal en su ‘casa’ de aislamiento voluntario por covid-19

Los colaboradores del Municipio de Cuenca entregaron este domingo 5 de abril del 2020 alimentos no perecibles a enfermeras y auxiliares de la salud. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca.

Los colaboradores del Municipio de Cuenca entregaron este domingo 5 de abril del 2020 alimentos no perecibles a enfermeras y auxiliares de la salud. Foto: Cortesía del Municipio de Cuenca.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe

La Casa de la Juventud del Seminario de Monay, ubicado al sur de Cuenca, acoge a profesionales del hospital José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriana de Seguridad Social, (IESS). Allí realizan su aislamiento voluntario y recobran energías.

Son 65 enfermeros, enfermeras, auxiliares y personal de servicios generales, quienes laboran en turnos de hasta 12 horas con los pacientes contagiados con covid-19. En ese lugar permanecerán mientras dure el Estado de Excepción y la emergencia sanitaria.

En la Casa de la Juventud, los profesionales descansan fuera de sus hogares, cuyo objetivo es evitar exponer a sus familiares o allegados de un posible contagio del coronavirus. El personal tomó la decisión de acogerse al aislamiento voluntario como medida de prevención.

Uno de los inconvenientes era el aprovisionamiento de alimentos, considerando incluso que algunos son de otras provincias. Para superar aquello se solicitó la ayuda del Municipio de Cuenca y ese pedido fue atendido este domingo 5 de abril del 2020.

Por disposición del alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, Acción Social y su programa Banco Municipal de Alimentos entregó 45 kits con alimentos no perecibles. Se donó productos como aceite, embutidos, arroz, azúcar, fideos, harina, entre otros.

Carlota Suárez, auxiliar de enfermería, reconoció que la ayuda es oportuna, porque “lo necesitábamos”. Ella, desde hace tres días, se trasladó desde su natal Azogues para colaborar en el Hospital del IESS en Cuenca. “No tengo donde aislarme allá para evitar el contacto con mi familia”; además tenía dificultad para transportarse”.

Alexandra Caldas, enfermera de bioseguridad y coordinadora de alojamiento provisional, contó que por las extenuantes jornadas es difícil aprovisionarse de comida. “Estamos muy agradecidas con el Alcalde”. No descartó que el número de profesionales de la salud pudiera incrementarse en la Casa de la Juventud.

De acuerdo con los datos del Municipio de Cuenca, el programa Banco Municipal de Alimentos ha entregado hasta la fecha 14 000 kits en el sector urbano y rural. Los beneficiados han sido adultos mayores y personas con enfermedades catastróficas, así como estratos económicos limitados como recicladores y vendedores informales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)