25 de septiembre de 2019 12:51

Una persecución policial en Quito terminó con la captura de dos personas armadas

Según el relato policial, durante la persecución los ocupantes del vehículo plata dispararon, pero minutos después fueron interceptados. Foto: Cortesía Policía Nacional

Según el relato policial, durante la persecución los ocupantes del vehículo plata dispararon, pero minutos después fueron interceptados. Foto: Cortesía Policía Nacional

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 40
Redacción Seguridad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El hecho ocurrió cerca de la media noche de ayer 24 de septiembre del 2019. Los datos quedaron registrados en un parte de la Policía Nacional. El documento habla de una persecución registrada en las principales vías de Quito. Según el relato de los agentes, todo ocurrió cuando un grupo de gendarmes realizaba un patrullaje por la avenida Amazonas y Jerónimo Carrión, en el centro norte de la capital.

Uno de los policías cuenta que lograron divisar el paso de dos vehículos que se movilizaban a alta velocidad. Uno de estos era un automóvil color blanco. “(Sus ocupantes) nos solicitaron ayuda haciéndonos señales para que les colaboremos; inmediatamente reportamos a la Central de Radio para que nos colaboren más unidades policiales, generándose una persecución ininterrumpida del otro vehículo, color plata, que tenía placas de papel”.

Luego dice que la persecución siguió por distintas calles de Quito. “Los individuos realizaron maniobras evasivas tendientes a perder al personal policial, sin lograrlo”.

Según el relato policial, durante la persecución los ocupantes del vehículo plata dispararon y arrojaron por las ventanas del vehículo “varios objetos”. Minutos después fueron interceptados entre la Tegucigalpa y Bombona.

Un persecución policial se dio el 24 de septiembre del 2019 en el centro norte de Quito.

La Policía dice que del vehículo sospechoso descendieron cuatro personas y huyeron. Dos de ellos están presos. Uno de ellos fue capturado en medio de una balacera. Una de las balas le impactó en su pierna derecha, a la altura de la pantorrilla. Esto impidió que fugara.

Tras revisar el historial legal, los agentes determinaron que uno de los capturados tiene cinco detenciones por robo. La última aprensión se produjo el 6 de enero del 2019.

El otro tiene dos detenciones por asociación ilícita y extorsión.

En este momento, los uniformados tienen en su poder el siguiente material, que será usado como evidencia durante el proceso legal:

Un vehículo, color plata.

Un arma de fuego de procedencia artesanal.

Una computador portátil.

Un celular que estaba reportado como robado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (2)