4 de diciembre de 2019 00:00

El período de prueba laboral de 90 días no será modificado

Andrés Madero (centro), ministro de Trabajo, participó este martes 3 de diciembre del 2019 en un evento con la OEA. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Andrés Madero (centro), ministro de Trabajo, participó este martes 3 de diciembre del 2019 en un evento con la OEA. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 8
María Vanessa Silva
Redactora (I) 
msilva@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El análisis de las reformas laborales avanza. Su presentación se daría después de que la Asamblea finalice el trámite del proyecto de Ley de Simplicidad Tributaria, cuyo segundo y definitivo debate se espera para el próximo 9 de diciembre, según la planificación de la Comisión de Régimen Económico.

Este martes 3 de diciembre del 2019, luego de participar en un evento con la Organización de Estados Americanos (OEA), el ministro de Trabajo, Andrés Madero, comentó que las próximas semanas van a ser fundamentales.

Al ser consultado sobre si las reformas laborales se conocerían antes de terminar este año, respondió: “antes de que finalice, lo que necesitamos es presentarlas ya”, aunque señaló que aquello le corresponde al presidente Lenín Moreno.

En los últimos 15 días se han mantenido más de 70 mesas de diálogo con distintos sectores sociales, informó Madero, quien explicó que esta reforma va de la mano con el proyecto de ley tributaria urgente.

Por este tema, para hoy está prevista una reunión con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), adelantó Mesías Tatamuez, presidente del sindicato, quien también estuvo presente en el evento de la OEA y la Cartera de Trabajo.

El gremio ha sido crítico a las propuestas del Gobierno. El encuentro de este día se dará con la mediación de la ONU y la Organización Internacional de Trabajo (OIT), indicó.

El dirigente aclaró que recién esta semana empiezan a discutir los temas laborales. “Hemos acordado con el Presidente de la República, con el Ministro (de Trabajo) y la comisión mediadora, formada por la ONU y la OIT, que las reformas irán cuando haya un acuerdo de parte y parte”.

El FUT sostiene que el trabajador debe tener garantías, así sea que labore por algunos días, que se dé estabilidad a quienes se incorporan al mercado laboral y que se analice el empleo por sectores.

Hasta el momento se conocen las tres propuestas que han sido consensuadas en el Consejo Nacional de Trabajo y Salarios. Tienen que ver con modificar la distribución de la jornada laboral de 40 horas semanales, la eliminación del recargo del 35% en contratos eventuales y un contrato especial para nuevos emprendimientos.

También existe acuerdo para implementar un nuevo esquema de jubilación patronal, en donde los empleados tengan un fondo acumulativo desde que empieza su vida laboral, sin importar el tiempo que permanezcan en un mismo sitio. El punto de discusión es el porcentaje de aportación por parte del empleador.

Aparte de estos temas, Madero adelantó a este Diario detalles que han sido analizados y otros que fueron descartados.

Por ejemplo, el tiempo del período de prueba de 90 días no será modificado.

Las propuestas para eliminar el desahucio en caso de renuncia voluntaria no alcanzaron consenso con los trabajadores, así que “no existe tampoco ningún planteamiento de reforma en ese sentido”, afirmó el funcionario. Desde el sector empresarial se aboga para que se dé paso a este punto. Rodrigo Gómez de la Torre, representante de los empleadores ante el Consejo, dijo que el desahucio debe mantenerse en caso de despido.

Además, comentó que las contrataciones deben adaptarse a las tendencias del mundo laboral, ya que el Código vigente no contempla nuevos oficios que han aparecido en los últimos años. Tampoco hay acuerdo en la propuesta de implementar un contrato por tiempo determinado, que guardaba características similares al extinto contrato a plazo fijo. Esta nueva modalidad fue anunciada en cadena nacional por el presidente Lenín Moreno, en octubre.

Respecto de crear contratos específicos para actividades específicas, como por ejemplo los conductores de Uber o Cabify, el titular de Trabajo aclaró que “en ese sentido no van las reformas”, sino en facilitar la contratación de personas que actualmente están en el desempleo o subempleo.

Hay consenso para retirar el recargo en contratos de reemplazo, como ocurre en caso de licencias de maternidad.

Es decir que la persona que ingresa a sustituir temporalmente a una mujer que salió por período de maternidad, recibirá la misma remuneración de quien reemplaza.

Madero enfatizó que las reformas que se aprueben aplicarán únicamente para las nuevas contrataciones, no para los trabajadores actuales.

Por su parte, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), propone que la Asamblea apruebe el proyecto de un nuevo Código de Trabajo, para que el tema no quede solamente en reformas puntuales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (3)