22 de mayo de 2018 06:59

Periodistas llegan a Corea del Norte para testificar el cierre de la sede nuclear

Vista de la ciudad de Kaesong desde Paju (Corea del Sur), el 21 de mayo de 2018. Seúl y Washington acordaron seguir trabajando de manera estrecha para lograr el éxito de la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos, mientras Pyongyang avanza en los p

Vista de la ciudad de Kaesong desde Paju (Corea del Sur), el 21 de mayo de 2018. Seúl y Washington acordaron seguir trabajando de manera estrecha para lograr el éxito de la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos, mientras Pyongyang avanza en los preparativos del desmantelamiento de su base nuclear previsto para la semana que viene. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un grupo de periodistas extranjeros, sin profesionales de Corea del Sur, viajó el martes 22 de mayo del 2018 a Corea del Norte para testificar el desmantelamiento de la estación de ensayos nucleares de Punggye-ri, en el noreste del país, como prometió el régimen de Pyongyang en el marco de sus esfuerzos de desnuclearización.

El equipo de periodistas de Estados Unidos, Reino Unido,China y Rusia abordó un vuelo chárter desde Pekín, tuiteó el productor de Sky News Michael Greenfield.

Sin embargo, a periodistas surcoreanos se les negó el permiso para unirse al equipo. El Ministerio de la Unificación de Corea del Sur dijo que Pyongyang no aceptó la lista de participantes que había propuesto.

El Gobierno surcoreano lamentó la decisión, que atribuyó a la falta de seguimiento de las promesas de Pyongyang. Corea del Norte los había invitado a la ceremonia de desmantelamiento del lugar de ensayos de Punggye-ri que está prevista entre mañana miércoles y el próximo viernes.

Sin embargo, Seúl aplaudió a Pyongyang por seguir adelante con el previsto cierre, en cumplimiento de la Declaración de Panmunjeom, bautizada con el nombre de la ciudad fronteriza en la que el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se reunieron el pasado abril.

En aquel histórico encuentro fue donde acordaron avanzar en la desnuclearización de la península y en un acuerdo de paz definitivo que ponga fin a la guerra de Corea (1950-53).

El armisticio vigente entre los dos países los mantiene aún técnicamente en guerra. Al mismo tiempo, el Gobierno surcoreano prometió seguir cooperando con su vecino del norte, así como con Estados Unidos, de cara a la cumbre entre Kim y Donald Trump prevista el 12 de junio en Singapur.

La senda de cooperación vivió un contratiempo la semana pasada, cuando Pyongyang canceló un encuentro de alto nivel con su vecino del sur en protesta por los ejercicios militares conjuntos de Washington y Seúl en la región.

A comienzos de mes, Pyongyang anunció la celebración de una "ceremonia" para desmantelar el lugar de ensayos nucleares, en un intento de escenificar su compromiso de abandonar su programa armamentístico nuclear.

Fuentes oficiales explicaron entonces que los túneles serían derrumbados con explosiones controladas, se bloquearían los accesos y se ordenaría la marcha de los guardas que vigilan el lugar.

Trump describió el previsto cierre como un gesto "muy inteligente y atento". No obstante no está claro que el anunciado cierre sea más que un mero gesto: geólogos chinos señalaron a finales de abril que el terreno sobre el que levantaba la instalación había resultado dañado y quedado inutilizable por los ensayos nucleares subterráneos realizados por Pyongyang.

Además no descartaban una alta radioactividad en el lugar. Pero expertos de la web "38 North" del Instituto coreano-estadounidense especializada en Corea del Norte consideraron que las instalaciones sí seguían siendo aptas para pruebas nucleares. Otros analistas siguen escépticos y señalan que sin un sistema de verificación adecuado, Pyongyang podría reactivar el lugar en cualquier momento en el futuro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)