25 de octubre de 2018 09:02

Pekín y Moscú desmienten escuchar conversaciones de Trump

El presidente Donald Trump asiste en el aeropuerto central de Wisconsin en Mosinee, Wisconsin, el 24 de octubre de 2018. Foto: AFP

El presidente Donald Trump asiste en el aeropuerto central de Wisconsin en Mosinee, Wisconsin, el 24 de octubre de 2018. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pekín y Moscú desmintieron el jueves, 25 de octubre del 2018, un artículo del New York Times en el que el diario afirmó que los servicios de espionaje chinos y rusos escuchaban las comunicaciones por celular del presidente estadounidense Donald Trump.

China incluso sugirió que, si los estadounidenses tuviesen dudas, el presidente Trump podría utilizar para mayor seguridad un celular de fabricación china.

El New York Times, que cita a fuentes oficiales anónimas, afirma que los servicios secretos chinos y rusos escuchan las comunicaciones de Trump que utiliza un teléfono iPhone de marca Apple y que en base a ello ajustan su política con Estados Unidos.

La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying, ironizó sobre esas informaciones, estimando que “algunos no retroceden ante nada para obtener el oscar al mejor guión”.

Como Trump hace con el diario, la portavoz estimó que el artículo constituye “una nueva prueba de la información falsa” de parte del periódico.

Dirigiéndose a la administración Trump, la vocera agregó que si los estadounidenses temen que los teléfonos de marca Apple sean escuchados, “deberían reemplazarlos por teléfonos Huawei”, una marca china que se convirtió en la segunda más importante del sector.

Por cuestiones de seguridad, los funcionarios y militares estadounidenses tienen prohibido utilizar teléfonos Huawei.

Y si Estados Unidos quieren mayor seguridad, “deberían dejar de utilizar los medios de comunicación modernos y cortar todos los contactos con el exterior”, sugirió la portavoz.

En Moscú el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, también puso en duda la credibilidad del New York Times, y atribuyó esas informaciones “a la decadencia de las normas periodísticas”.

El New York Times no dio muchos detalles sobre el supuesto espionaje de Pekín y de Moscú. Explicó sólo que las comunicaciones presidenciales eran interceptadas en la red de telefonía celular estadounidense.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)