Quejas y sorpresa por el aumento de la tarifa de los pasajes en bus

Los pasajeros de la terminal terrestre de Ambato se sorprendieron con los nuevos pasajes a los diferentes destinos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los pasajeros de la terminal terrestre de Ambato se sorprendieron con los nuevos pasajes a los diferentes destinos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los pasajeros de la terminal terrestre de Ambato se sorprendieron con los nuevos pasajes a los diferentes destinos. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

La mayoría de las empresas de transporte de pasajeros intraprovincial e interprovincial cobró desde este 3 de mayo del 2021 las nuevas tarifas de viaje, con el incremento del 15%.

Muchos usuarios se quejaron y otros se sorprendieron, cuando les cobraron el nuevo valor.

En la terminal terrestre de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, los pasajeros reclamaron. Mónica Zambrano, quien viajó de Esmeraldas a la tierra Tsáchila, dijo que el valor es alto.

Ella moviliza una carga de mariscos y en ese caso debe pagar un adicional. Antes pagaba USD 4,18 por el boleto y ahora 5,18, más 2,50 porque lleva dos pequeños refrigerantes del producto.

Para esta usuaria, este ajuste incidirá en el costo de la libra de pescado. De hecho, llegó con la idea de adicionar un valor a sus clientes del mercado 17 de Diciembre, donde trabaja.

En la terminal, la mayoría de las operadoras comunicaba el aumento a través de megáfonos. Las rutas que tienen un alza considerable son hacia Loja (USD 21,28), Coca (18,97) y Shushufindi (17,25).

Según el dirigente de la transportación, Washington Vasco, la medida llegó en un momento difícil de la economía, pero hay gastos que debieron asumir con el alza gradual del precio del diésel.

Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador, explicó que el gremio aún no analiza en detalle las nuevas tarifas que emitió la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). “Una vez que revisemos el cuadro tarifario, si hay algún problema con los valores, sea para arriba o abajo, lo presentaremos a la ANT para que ajuste”.

En Guayaquil, el pasaje a Quito subió a 11,73; sin embargo, los usuarios, como Alfredo Carillo, aseguraron que cancelaron más del 15%; dijo que antes pagaba 9. “Subió a USD 14; son 5 de diferencia”. Las nuevas tarifas fueron informadas en pequeños rótulos en las ventanillas de la terminal terrestre. Ahí operan 80 cooperativas.

Lady Quiñónez, de la boletería de una cooperativa con rutas a la provincia de Los Ríos, explicó a varios de los clientes los motivos del incremento. “Hay cierta inconformidad, porque las personas acuden con el valor exacto para cancelar”.

En Imbabura hay malestar en organizaciones de indígenas y campesinos. Manuel Catucuago, presidente de la Federación de Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador, informó que han convocado a una reunión de dirigentes de los cuatro pueblos indígenas para analizar las acciones que se tomarán. Señaló que hay comuneros que van a ciudades vecinas para vender sus cosechas, artesanías u otros productos, que serán afectados. Solo en la ruta Otavalo-Cayambe, el pasaje subió de USD 0,40 a 0,55.

La Unión de Organizaciones Campesinas e Indígenas de Cotacachi, a través de un comunicado, pidió a los transportistas que se abstuvieran del alza; consideran que es unilateral.

En Ambato, decenas de personas que viajaron a Quito, Latacunga, Salcedo, Riobamba, Guayaquil, Santo Domingo y otras ciudades reclamaron. José Manuel Yacailla llegó de Riobamba a la feria. Canceló USD 1,72 y no los 1,50 de antes. “Aunque el incremento es bajo, sí nos afecta”.

En Chimborazo, las 35 operadoras aplicaron nuevas tarifas. Los destinos con mayor demanda son Quito y Guayaquil. “El alza de pasajes apenas nos sirve para paliar la subida de los combustibles, pero no compensa los costos de operación”, dijo Marcelo Silva, del gremio de transportistas.

En Cuenca, no todas las empresas subieron. La Alianza de Transporte Interprovincial, que agrupa a cinco cooperativas, mantiene el mismo costo de USD 12 en la ruta Cuenca-Guayaquil. En la boletería se informó que aún no reciben la orden. Pero las que van a Quito, Loja, Machala, Macas y otras ciudades sí elevaron y para algunos pasajeros fue sorpresivo.

En las terminales de Portoviejo y Manta no se registraron inconvenientes, aunque varios usuarios no estuvieron conformes con el alza. Los usuarios pidieron a las autoridades que se controlaran los precios y el servicio.

La pasajera Angie Cedeño viaja a diario a Jipijapa, donde trabaja en una fábrica de chifles. Hasta el viernes 30 de abril, que fue el último viaje, gastaba USD 1,65. Este lunes debió pagar USD 1,90; es decir, 0,25 más.

Cedeño afirmó que había ocasiones en las que le cobraban más del USD 1,65. “Se debe regular que nos cobren lo que dice la ANT y no lo que la cooperativa quiere. Además, deben mejorar el trato al usuario”.

Eduardo Burgos, presidente de la Fenacotip en Manabí, afirmó que el valor del pasaje sí se respeta. Solo hay un alza en feriados cuando se autorizan frecuencias extras. El dirigente señaló que la situación del gremio es grave porque solo trabaja el 50% de las frecuencias y con un 75% de pasajeros. Para él, la solución es que el Gobierno focalice por sectores el precio del combustible.