3 de septiembre de 2020 00:05

Los pasajeros esperaron horas por un bus en Quito 

Desde la terminal de Carcelén partió un bus con pasajeros con destino al norte del país. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Desde la terminal de Carcelén partió un bus con pasajeros con destino al norte del país. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción El Comercio
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde las 05:00 de ayer, 2 de septiembre del 2020, y bajo estrictas medidas de bioseguridad, las terminales terrestres de Quitumbe, en el sur, y Carcelén, en el norte de Quito, reanudaron sus operaciones. Esto, luego de cinco meses y medio de paralización a causa de la emergencia sanitaria.

A esa hora, los pasajeros comenzaron a llegar poco a poco a Quitumbe. Los guardias les tomaban la temperatura en los accesos. También, a través de cámaras térmicas se contro­laba a quienes arribaban de otras provincias.

En ambas estaciones el Municipio colocó dispensadores con gel y alcohol, y se pintó señalética. Además, la Secretaría de Salud instaló puntos fijos de triaje para atender a pacientes con sintomatología de covid-19.

Algunos conductores llegaron desde antes de las 05:00 y descansaron en sus unidades a la espera de que se retomen las operaciones. “Vine a las 02:00 desde el Puyo, con paquetería. Espero salir con una buena cantidad de gente y comenzar a recuperarme económicamente”, dijo el chofer Luis Cajo.

Entre los usuarios hubo molestia porque tuvieron que esperar más de una hora para salir a sus destinos. Héctor Mera aguardó más de cuatro horas por el bus que lo trasladó a Ibarra (Imbabura), para visitar a su familia. “Me indicaron que pasado el mediodía mejorarán la situación y el servicio”.

Arnulfo Pavón sostuvo que el servicio “se demoró demasiado. Creo que hubo desorganización por ser el primer día de actividades”. Otros usuarios no lograron viajar porque no se vendieron tiquetes. “Necesito ir a Guayaquil de urgencia, para atender asuntos familiares. Me dicen que el jueves recién podré viajar”, se quejó la pasajera Lady Riquero.

Byron Morales necesitaba movilizarse a Portoviejo (Manabí) y se encontró con las boleterías cerradas. Diego Pérez quería viajar a Cuenca. “Voy dos horas esperando. No tienen la capacidad operativa para trabajar”. Armando Proaño no pudo movilizarse a Gonzanamá (Loja). “Hay desorganización”, reclamó.

En Quitumbe se instaló un sitio de triaje para atender a personas con síntomas de covid. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

En Quitumbe se instaló un sitio de triaje para atender a personas con síntomas de covid. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Ante las quejas de los usuarios, David Dávalos, gerente de Terminales y Estacionamientos de la Epmmop, dijo que no todas las terminales de otras ciudades están habilitadas, como por ejemplo la de Guayaquil. Asimismo, hay cooperativas que tienen frecuencias para viajar únicamente en la noche a ciudades como Huaquillas (El Oro) o Loja.

Entre las 05:00 y las 16:00, unos 2 800 pasajeros viajaron desde Quitumbe a 28 destinos, entre ellos Santo Domingo, Esmeraldas, Coca y Manta. Desde Carcelén salieron 2 000 usuarios a 30 destinos, sobre todo a Tulcán, Otavalo, Ibarra y Atacames.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) autorizó la operación de 752 frecuencias, 512 desde el sur y 240 del norte.

Rafael Carrasco, gerente de la Epmmop, recalcó que el uso de mascarilla es obligatorio. “El aforo máximo es del 30% al interior de las estaciones y del 75% en cada unidad”.

No obstante, en las dos terminales se reportaron aglomeraciones, principalmente en el momento que los usuarios hacían fila y llenaban sus nombres en una lista para viajar desde Carcelén. Lo mismo ocurrió en las boleterías y zona de embarque de pasajeros de Quitumbe. Este Diario constató que en dos unidades, que viajaban a Tulcán e Ibarra, los pasajeros no respetaron los distanciamientos. También se retiraban la mascarilla y se la volvían a poner.

La reapertura de las dos terminales permitió que los buses de otras provincias viajaran con pasajeros hacia Quito. A las 10:45 partió desde Ibarra el primer autobús interprovincial. Es el primer viaje que realiza Transportes Unidos, que reúne a 120 unidades de las empresas Expreso Turismo, Andina y Aerotaxi, desde que se inició la emergencia sanitaria.

“Cada 20 minutos saldrá una unidad desde Ibarra rumbo a Quito y viceversa”, explicó Marcelo Pozo, presidente de Expreso Turismo.

En el caso del sur del país, el COE de Loja aprobó la apertura de la ruta hacia Quito. Cinco empresas trabajan desde ayer con dos frecuencias diarias.
Los dirigentes de la transportación de Ambato, Riobamba y Santo Domingo esperan las resoluciones de los COE cantonales para operar en las rutas Ambato-Quito, Riobamba-Quito y Santo Domingo-Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)