6 de mayo de 2018 00:00

Los partidos de Ecuador forman a los futuros políticos

Dirigentes de la Izquierda Democrática (ID) y simpatizantes se reunieron para un taller. Foto: Julio Estrella  / EL COMERCIO

Dirigentes de la Izquierda Democrática (ID) y simpatizantes se reunieron para un taller. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Faltan menos de 10 meses para las próximas elecciones seccionales y los partidos y movimientos intensifican sus actividades para tener listos sus cuadros para la inscripción de candidatos. El proceso inicia el 22 de noviembre y concluye el 21 de diciembre del 2018.

Parte de la agenda de las organizaciones políticas es capacitar a quienes estarán, el 24 de marzo, en las papeletas.

Si bien el Código de la Democracia establece como obligación de las agrupaciones el contar con al menos un centro de formación política, no es un requerimiento que los candidatos pasen por un proceso de formación.

Pero también es obligación de partidos y movimientos capacitar a quienes desem­peñen funciones públicas. Además, deben “contribuir a la formación ciudadana”.

En las actuales 17 organizaciones políticas nacionales se utilizan diversos mecanismos para la capacitación de su militancia. Los adherentes se forman en temáticas como liderazgo, realidad nacional o análisis coyuntural.

Según las organizaciones, el objetivo -además de generar los perfiles para jugarse una posible candidatura a prefecto, alcalde, concejal o vocal de juntas parroquiales- es concienciar a los simpatizantes sobre la ideología partidista.

Los centros de capacitación mantienen diversas dinámicas. Por ejemplo, el Centro de Formación Política e Investigación Social Jaime Hurtado, de Unidad Popular (UP), tiene una escuela nacional que se instala tres veces al año; además, dicta capacitaciones provinciales cada tres meses y realiza reuniones de núcleo permanentes.

El director del Centro, Stalin Vargas, aclara que estas últimas sesiones son breves y obligatorias para los adherentes. Incluyen la lectura al Régimen Orgánico y revisión de sucesos actuales de interés.

En el caso de las reuniones nacionales, se determinan parámetros que deberán replicarse a escala local. Por ejemplo, los dirigentes y jefes de campaña se dieron cita el 8 de abril en Cotopaxi, para determinar la estrategia electoral que utilizarán en las votaciones.

Esta asamblea tiene la modalidad de taller. “No hacemos charlas académicas, utilizamos dinámicas como la dramatización”, asegura Vargas.

El Partido Social Cristiano (PSC), en la Unidad de Capacitación, divide su campo de acción entre mujeres, jóvenes y diversidades étnicas.

Gabriela Ortiz, directora de capacitación, explica que el frente de juventudes trabaja en la formación a nivel ideológico, político y de liderazgo. El área de mujeres va por la misma línea, pero busca el “empoderamiento femenino”. Y para los pueblos y nacionalidades es más especializado y responde a las necesidades de las comunidades representadas.

Cada año, el PSC se plantea una programación de los retos que deben afrontar. Por ejemplo, en períodos electorales la preparación se centra en cuestiones como: manejo de legislación o control electoral.

En provincias y cantones se dictan charlas formativas, una o dos veces al mes, sobre el alcance constitucional que tiene una dignidad electa. Así, los precandidatos pueden lanzar propuestas. Los talleres para el 2019 se iniciarán en tres meses.

El Instituto de Formación Política Manuel Córdova Galarza, de la Izquierda Democrática (ID), aplica un programa de formación todos los martes. En el primero del mes se explican políticas generales: democracia, sistemas electorales o formas de gobierno.

El siguiente es para la coyuntura local, en el tercer martes se debate la situación nacional y el cuarto está dedicado a espacios alternativos y apartidistas. Marlon Cadena, director del instituto, cuenta que se extienden invitaciones a militantes de otras organizaciones.

Para ser candidato por la ID es obligatorio, según el estatuto, seguir cursos certificados sobre la ideología social demócrata y de gestión política y pública. Con los nombres de los participantes se elabora una base de datos de capacitadores o candidatos.

Algunos de los líderes y futuros candidatos de Creo pasan por el Centro de Formación y Capacitación. Para certificarse deben aprobar cinco módulos, cada uno dura de cuatro a seis horas, donde se abordan conceptos sobre Estado de derecho, democracia o libertad.

El Centro tiene una dinámica similar a la del PSC, con los frentes de jóvenes, mujeres y profesionales; además de las reuniones semanales en las sedes de cada provincia.

Fausto Vásconez, jefe nacional de capacitación de esta organización, explica que algunas de sus autoridades electas se formaron en el centro. Por ejemplo, dice, el vicealcalde quiteño Eduardo del Pozo.idos forman a los futuros políticos

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (10)