13 de septiembre de 2019 12:37

El partido de Erdogan se fragmenta tras 17 años dominando Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, habla durante el mitin de las elecciones locales del Partido Justicia y Desarrollo

El Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) del presidente turco, Recep Erdogan, está fragmentado debido a desavenencias internas. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tras 17 años gobernando Turquía con mayorías sólidas, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP), controlado férreamente por el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, se ve amenazado ahora por deserciones, cismas y críticas internas.

Lo que desde hace meses eran sólo especulaciones, se ha concretado esta semana con dos duros golpes a la autoridad de Erdogan en el partido y en el país.

El martes, Ali Babacan, cofundador del AKP y exministro de Economía y Exteriores, anunció que lanzará una nueva formación. Lo mismo ha hecho hoy, 13 de septiembre del 2019, el ex primer ministro Ahmet Davutoglu, que se ha dado de baja en el AKP por discrepancias con Erdogan.

"Es muy probable que este proceso desemboque en elecciones anticipadas (deberían celebrarse en tres años), probablemente el año que viene", vaticina  el politólogo Rasit Kaya.

El exdiputado Abdurrahman Kurt, miembro del partido pero crítico con la deriva actual, atribuye la fragmentación al estancamiento tras años en el poder y a la reforma impulsada por Erdogan en 2016, que reemplazó el sistema parlamentario por uno presidencialista, que da al jefe del Estado todas las palancas del poder.

"Hay un proceso extraordinario en marcha. Ninguno de los partidos existentes es capaz de responder a las demandas de la sociedad, pero es más obvio en el caso del AKP, porque gobierna ya tanto tiempo", señala Kurt.

"El modelo presidencialista no ha mejorado las cosas. Desde que el AKP se ha convertido en una organización de un solo hombre, fracasará sin remedio. Hay que revisar tanto el sistema como los partidos. Y las iniciativas de Babacan y Davutoglu pueden ayudar a este proceso de revisión", cree el exdiputado.

¿Quiénes son los disidentes?

Hay dos bloques. El primero está liderado por Babacan, uno de los artífices de las reformas que dieron al partido popularidad en amplios sectores de la población. Recibe el apoyo del también cofundador Abdullah G l, presidente de Turquía de 2007 a 2014, muy popular por su talante conciliador.

El segundo bloque lo encabeza Davutoglu, clave a la hora de diseñar el rol geopolítico de Turquía bajo el AKP. Fue ministro de Exteriores de 2009 a 2014 y primer ministro de 2014 a 2016, año en el que Erdogan forzó su dimisión.

¿Por qué se fueron?

Babacan, referente en asuntos económicos hasta 2015, perdió toda influencia tras el nombramiento del yerno de Erdogan, Berat Albayrak, como ministro de Finanzas en 2018. Davutoglu, por su parte, fue sometido en las últimas semanas a un proceso disciplinario que habría desembocado en su expulsión del partido.

"El AKP y Erdogan han perdido el control del volante. Eso es obvio, y quienes van de pasajeros lo ven también; los que son inteligentes saltan antes de que el vehículo se despeñe", dice Kaya.

¿Y las consecuencias?

Un AKP sin mayoría abriría la puerta a una coalición de las fuerzas de la oposición. En las locales de marzo, la izquierda prokurda del HDP y la derecha moderada del IYI apoyaron a los candidatos del CHP en Estambul y Ankara, ambos victoriosos.

Salir del Gobierno, creen muchos analistas, significaría el desmoronamiento del AKP, un partido que ha basado gran parte de su éxito en el reparto de cuotas de poder y contratos públicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)