14 de marzo de 2020 19:50

Las visitas a centros comerciales y parques en Quito siguen, pese a pedido de mantenerse en casa

Este 14 de marzo del 2020, en el Parque Itchimbía, en Quito, este sábado 14 de marzo del 2020, había gente fue a caminar, trotar y ciclear, pese a pedido del Municipio de Quito de permanecer en casa para prevenir el covid-19. Foto: Diego Pallero/ EL COMER

Este 14 de marzo del 2020, en el Parque Itchimbía, en Quito, este sábado 14 de marzo del 2020, había gente fue a caminar, trotar y ciclear, pese a pedido del Municipio de Quito de permanecer en casa para prevenir el covid-19. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 59
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3
Ana María Carvajal
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Aunque no con la afluencia usual, en el Parque Itchimbía, en Quito, este sábado 14 de marzo del 2020, había gente fue a caminar, trotar y ciclear. Marcelo Varela afirma que él y su esposa aplican medidas de prevención como el lavado de manos constante y salir menos, pero salieron a caminar 20 minutos y a correr por dos horas, como lo hacen a diario.

Las autoridades municipales y gubernamentales solicitaron a la ciudadanía colaborar y evitar salir de casa si no fuese estrictamente necesario, como prevención frente a los brotes de covid-19, que registra 28 casos, desde el 29 de febrero pasado, que se confirmó el primero y que ya falleció.

En la mañana de hoy, antes de que se endurezcan las medidas para frenar la asistencia a sitios de aglomeración, parques, centros comerciales y calles, estos sitios lucían llenos. Por ejemplo, en el sector de La Marín, el movimiento era similar al de cualquier sábado.

También hacía su caminata Hernán Salguero, pero él paseaba con una mascarilla. Mientras no suspendían clases, él y su esposa solo salían a recoger a su nieta del jardín de infantes. Él visita el Itchimbía pasando un día. "Hoy solo vine un ratito para despejar la mente. Y como es un lugar abierto, vine a caminar y vine protegido, para no sentir temor".

En centros comerciales, la afluencia de personas era regular, pese a pedido de Municipio de Quito de permanecer en casa para prevenir el covid-19. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En centros comerciales, la afluencia de personas era regular, pese a pedido de Municipio de Quito de permanecer en casa para prevenir el covid-19. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En el parque La Carolina había gente jugando en las canchas de básquet y fútbol, caminando por los senderos, usando patines, bicicletas y demás. Hacía frío, pero no era una mañana común para Ángel Aucatoma, quien hace unos 16 años trabaja en el lugar, vendiendo vasos con mango picado. Afirma que su fuerte es la tarde, pero estaba desanimado. Entre las 09:30 y 12:30 logró vender cuatro vasos de su fruta, cuando usualmente vende unos 10 hasta esa hora. No tenía esperanzas de que la venta mejorara mucho en las siguientes horas.

Por la tarde, con las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno, el Municipio decidió cerrar 14 parques de Quito: Equinoccial, Bicentenario, Guangüiltagua, La Carolina, Itchimbía, Las Cuadras, Padre Carollo, Metropolitano del Sur, Chilibulo, Cuscungo, El Chaquiñán, La Armenia, De la Mujer y Arqueológico Rumipamba.

A las 17:30, el Municipio informó que también se suspendieron las clases de bailoterapia para adultos que hay en 130 puntos de la ciudad y los 180 puntos para adultos mayores. También se cierra temporalmente el Centro Deportivo Metropolitano de Iñaquito y están suspendidos los trámites para otorgar permisos de eventos deportivos o recreativos en espacios públicos.

Alrededor de las 15:00, los parques de Quito lucían desolados. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Pasadas las 15:00, los parques de Quito lucían desolados. El Municipio dictaminó el cierre de parques en la ciudad. En la imagen, el jardín japonés, en el Jardín Botánico de Quito.  Foto: Cortesía Municipio de Quito

Se prohibió la realización de actividades deportivas en las canchas barriales y parroquiales.

Los centros comerciales El Recreo y Quicentro Shopping lucían concurridos. En el primero, uno de los patios de comida estuvo lleno y había personal que barría y limpiaba las mesas constantemente. Estas, según la administradora de El Recreo, se ubicaron a más de un metro de distancia. En los locales, el personal ofrecía gel antibacterial a sus clientes. También había dispensadores de esa sustancia a base de alcohol afuera de los baños.

Berrazueta explicó que desde febrero se aplica una campaña de prevención, difundiendo información sobre el lavado de manos y la detección de síntomas del covid-19. Además, se aumentó la frecuencia en la limpieza y desinfección y se hace una fumigación diaria y se limpian los ductos de ventilación. Desde la declaratoria de emergencias, se decidió suspender eventos programados. En este centro comercial, el flujo fue irregular, dice Berrazueta, con picos de visitantes que van a abastecerse.

En centros comerciales capitalinos, la afluencia de personas era regular: comían, adquirían productos, etc. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En centros comerciales capitalinos, la afluencia de personas era regular: comían, adquirían productos, etc. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

En el patio de comidas estaba Danny Mera junto a su esposa, sus hijas y su prima. Dijo que han moderado la cantidad de veces que salen de la casa y tienen más medidas de asepsia. Cerca de su mesa estaba Magdalena Pazmiño, con quienes acudió a hacer una gestión y a comer. Pero quería volver pronto a la casa, porque allí pueden sentirse seguros.

En el Quicentro Shopping, guardias, personal de mesas de información y mimos entregaban gel a la gente. 
Juan Carlos Acosta, gerente de DK Management, informó que en los ocho centros comerciales de estq empresa en el país se aumentó la frecuencia de la desinfección de pasamanos, counters y otros puntos de contacto. Además, se aumentó un grupo de limpieza, que tiene uniforme diferenciado y que está alerta por si hay gente con síntomas sospechosos. Esos casos son remitidos a personal médico de los ‘malls'.

Valeria Cobeña visitó el centro comercial, junto a sus hijos de seis y nueve años, porque tenía una reunión de trabajo que no podía postergar. Ella quería comprar gel antibacterial después, aprovechando que debió salir. En una mesa del patio de comidas estaban Ethel Rodríguez y su esposo Fernando Echeverría, quienes fueron en un taxi a comer, antes de las 12:00, para evitar las horas en que más gente llega a almorzar. Enseguida tenían planeado volver a casa.

En el Quicentro también se han intensificado las jornadas de desinfección nocturnas, con vaporizadores. Sin embargo, Acosta explica que lo más importante es colaborar para conseguir que la gente cambie sus costumbres y esa es una tarea diaria. Por eso, además del trabajo de los guardias y personal de limpieza usual y adicional, se contrató a un grupo de mimos que van a las horas de mayor concurrencia. Ellos tienen la misión de acercarse a toda la gente que llega, pero especialmente a niños, adolescentes y jóvenes. Ellos no solo ofrecen gel, sino que también ensayan con la gente saludos alternativos y divertidos.

En la ciudad, en la mañana el tránsito vehicular era fluido. Pero al mediodía y en la tarde se intensificó. En el sur, por ejemplo, hubo congestión en El Sena, Maldonado y la Napo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (20)