8 de June de 2009 00:00

El parque El Recreo es un punto de encuentro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Delia Valarezo aprovechó la mañana del sábado para caminar junto con su hijo, su nuera y su  nieta por el parque lineal,  ubicado  detrás  de los parqueaderos del Centro Comercial El Recreo.

La instalación de juegos infantiles, canchas deportivas, jardines y senderos atraen cada día a más personas que llegan desde distintos barrios del sur de la ciudad.
Los usuarios se sienten satisfechos por la renovada imagen de este espacio verde. Mientras que las actividades deportivas, caminatas y paseos en bicicleta son ahora una constante en los 30 000 metros cuadrados del nuevo parque lineal.

En el parque está  Valarezo, quien camina a diario por el sendero. “A las 06:15 recorro desde El Calzado hasta la concha acústica de la Villa Flora”.
No obstante, la inseguridad que aún persiste en el sector por la presencia de delincuentes y de personas que consumen   alcohol obliga a  tomar precauciones.

Por eso, Valarezo sale a caminar en compañía de otros vecinos. Su hijo, Juan Caizaluisa, comentó que, aunque la zona cuenta con mayor iluminación, aún hace falta mayor seguridad. “A partir de las 18:00,  los senderos que cruzan por debajo de la avenida Alonso de Angulo y bajo el puente de ingreso al Centro Comercial se convierten en escondites para los delincuentes y los borrachos”.

Otra vecina, Angelita González, coincide con ese criterio y señala que no es el único problema. “Hace un año fui mordida por un perro que andaba suelto”, comenta González mientras se queja del temor que generan  quienes  llegan con mascotas agresivas. 

En esa ocasión, el dueño del animal ni siquiera le ofreció una disculpa por lo sucedido y González tuvo que atender su herida por su cuenta en un centro de salud.
“Hay animales agresivos  que son un riesgo  para  los niños”, añade Azucena González, una vecina  de El Recreo.

En una visita hecha por este Diario se constató que ninguna mascota que se encontraba en el parque junto a sus dueños tenía una correa de seguridad.
María José Díaz, llega  desde el Hospital de Sur a trotar en el parque  desde hace tres meses. Aunque la joven confía en la docilidad de su rottweiler, admite que pocas veces lleva  una funda para  los desechos. Nadie controla eso. 

Pero dos policías metropolitanos, Marco Quinato y Fabricio Pérez, recorren  los senderos del parque  y controlan la presencia de comerciantes informales.
Quinato afirma que el problema de las ventas informales se concentra frente al Centro Comercial, en la av.  Maldonado, especialmente  los fines de semana.

Con respecto al control de la delincuencia, Pérez explica que en caso de delitos flagrantes, la Policía Metropolitana puede  aprehender al sospechoso hasta que llegue la Policía. No obstante, la mayoría de  vecinos lamenta la poca presencia de la Policía al interior del parque. La seguridad está a cargo del Centro Comercial con guardianía privada.

Punto de vista 
Gonzalo Lombeida/ Morador
‘El área verde  es un espacio social’

 La construcción del Centro Comercial impulsó la ejecución de proyectos por parte del Municipio de Quito en esa zona de la ciudad.  Desde entonces, la calidad de vida de los moradores del sector ha mejorado.
 Además, la adecuación de espacios verdes es  una alternativa saludable dentro de las actividades cotidianas de las personas que viven en este y otros barrios del sur. No obstante, aún hay temas que necesitan mayor atención como el control del tránsito y la delincuencia. Hay que entender que  la inseguridad no es un problema de represión sino un problema social. De ahí la importancia de la socialización y la apropiación de los espacios públicos por parte de la gente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)