Camión chocó contra una casa en Chillogallo
El amanecer en Quito es una experiencia singular
EN VIVO: Entra en erupción un volcán en la isla de L…
La lotería cambió el destino de Guzmán
El sur global y la migración de Ecuador a México
Dos sismos en Manabí y en Cañar se registraron este …
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…

La paridad de género va a paso lento en municipios

El Concejo Municipal del cantón Otavalo, en Imbabura, está integrado por 10 ediles, cinco mujeres y cinco hombres. Foto: Cortesía Municipio de Otavalo

Después de un año y 11 meses, la actual administración del Municipio de Otavalo, en Imbabura, designó a una mujer como Vicealcaldesa.

Marycruz Navarro ocupa ese cargo y acompaña al burgomaestre, Mario Conejo, desde el 14 de mayo pasado.
De esta manera, en Otavalo se cumplió la disposición del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), que determina que los gobiernos autónomos elijan a su segunda autoridad, respetando la igualdad de género. Es decir, que si un hombre dirige el cabildo, la vicealcaldía debe ser ocupada por una mujer, o viceversa.

Navarro reemplazó a Marco Flores, quien se desempeñó como segundo al mando del Cabildo, desde el 15 de mayo del 2019. Flores ocupó el cargo, pese a los cuestionamientos de las mujeres del Concejo.

La Defensoría del Pueblo también conminó al Cabildo a cumplir la sentencia de una jueza del cantón, para que se respete la paridad de género.

Según Navarro, coidearia de Conejo, esta función le permite fortalecer la gestión en diferentes ámbitos.

En Imbabura, Ibarra, Antonio Ante, Cotacachi, Pimampiro y Urcuquí, cumplen esa alternabilidad. En Ibarra, por ejemplo, a la alcaldesa Andrea Scacco le secunda Marco Antonio Hadathy. Scacco es una de las 22 mujeres que dirige un municipio en el Ecuador.

Entre mayo y julio, tras haber cumplido dos años en funciones, los gobiernos locales acostumbran a cambiar a los ediles que dirigen las vicealcaldías y las comisiones.

Pero esa no es una norma establecida. Más bien es una costumbre que se ha instaurado, igual la que determinaba que se designara al concejal que recibía más votos en las urnas como vicealcalde. Así dice Andrés Ponce, burgomaestre del cantón Montúfar (Carchi) y presidente provincial de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME).

Pero no todos cumplen esa equidad. En Tulcán, el Cabildo está dirigido por el alcalde Cristian Benavides y el vicealcalde Guillermo Cadena, elegido en mayo del 2019.

Adriana Portilla, la única mujer del Concejo, ocupó el sillón de la Vicealcaldía por una semana, tras una demanda presentada por la Defensoría del Pueblo. Luego de una apelación, ese organismo volvió a nombrar a Cadena.

Para Paolina Vercoutere, concejala de Otavalo que ha liderado la defensa de la igualdad de género en los gobiernos descentralizados, un problema es que los jueces provinciales, en algunos casos, se pronunciaban a favor de lo dispuesto por el Cootad y en otros, no. No hay una posición única.

Por ello, 89 procesos -interpuestos por la Defensoría del Pueblo- están en la Corte Constitucional para que se pronuncie. En muchos casos se elige a la segunda autoridad municipal con cálculos políticos y partidistas, antes que con el respeto a los derechos de la mujer, asegura Vercoutere.

Hasta el año anterior, se estimaba que 84 concejos cantonales de los 221 municipios no cumplían. Sin embargo, se cree que las cifras pueden haber variado en este año, que se realiza el cambio en las vicealcaldías.

Catalina Yépez, segunda al mando en Antonio Ante, considera que el seguimiento de la Defensoría del Pueblo ha contribuido a que se respeten los derechos de las mujeres a la participación política. Ella ­reemplazó a Paulina Cadena.
Yépez lamenta que haya municipalidades que no cumplan. Un ejemplo, dice, es el Distrito Metropolitano de Quito.

Otras concejalas han tenido que ganar la vicealcaldía en el ámbito legal. Este es el caso de Marisol Peñaloza, en Cuenca (Azuay). Recuerda que el 17 de mayo del 2019 se eligió en sesión extraordinaria a Pablo Burbano como vicealcalde.

Las concejalas Paola Flores y Peñaloza, únicas mujeres del Concejo Municipal, antepusieron una demanda por el incumplimiento del principio de igualdad de género.

Luego de que un juez les diera la razón, Marisol Peñaloza fue elegida vicealcaldesa. En ese puesto se mantiene desde agosto del 2019.

Hay 15 cantones en donde no es posible tener una distribución paritaria de cargos, porque no hay ni una sola una mujer en esos municipios. Ese es el caso de San Miguel de Bolívar, Saquisilí y Espejo.

En este último cantón -de Carchi- dos hombres lideran el cabildo. Se trata del alcalde Armando Cuacés y del vicealcalde Carlos Benavides.

Con las reformas al Código de la Democracia se trata de superar este fenómeno, en donde no hay representación femenina. Para las próximas elecciones se prevé que las listas de los candidatos a diferentes dignidades de elección popular estén compuestas por mujeres en un 50%. Así explica Vercoutere.

Suplementos digitales