6 de septiembre de 2020 15:34

El Papa arremete contra los que hablan y critican a los demás por detrás: 'Esto es un virus más feo que el covid-19'

"Hagamos un esfuerzo para no decir rumores y hablar por detrás. Esto es un virus más feo que el Covid-19", ha señalado el Santo Padre durante el Ángelus de este domingo 6 de septiembre del 2020. Foto: Reuters

"Hagamos un esfuerzo para no decir rumores y hablar por detrás. Esto es un virus más feo que el Covid-19", ha señalado el Santo Padre durante el Ángelus de este domingo 6 de septiembre del 2020. Foto: Reuters

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 12
Agencia Europa Press

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Papa Francisco ha arremetido contra los que hablan y critican a los demás por detrás al manifestar que esta actitud "es un virus más feo que el covid-19", al tiempo que ha invitado a los cristianos a poner en práctica lo que ha definido como "pedagogía de la recuperación".

"Hagamos un esfuerzo para no decir rumores y hablar por detrás. Esto es un virus más feo que el Covid-19", ha señalado el Santo Padre durante el Ángelus de este domingo 6 de septiembre del 2020.

El pontífice ha comentado así el Evangelio de este domingo que invita a reflexionar sobre la doble dimensión de la existencia cristiana, la comunitaria y la que habla del respeto de cada conciencia individual.

El Papa ha propuesto a los cristianos una "pedagogía de recuperación", que corrige "con discreción" y no para "juzgarlo, sino para ayudarlo a darse cuenta de lo que ha hecho". Francisco ha reconocido que "no es fácil poner en práctica esta enseñanza de Jesús".

No obstante ha instado a "no desistir, sino recurrir al apoyo de alguna otra persona". En algunos casos, también ha invitado a hacer partícipe a la comunidad de Iglesia. "En algunas situaciones toda la comunidad está involucrada. Hay cosas que no pueden dejar indiferentes a los otros hermanos: se necesita un amor mayor para recuperar al hermano", ha manifestado.

De este modo ha invitado a poner en práctica "el amor de Jesús, que acogió a publicanos y paganos, escandalizando a las personas rígidas de la época". Por lo tanto, ha dejado claro que "no se trata de una condena sin apelación" y que sólo estando solo ante Dios se puede poner a la persona "ante su propia conciencia y la responsabilidad de sus actos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (33)
No (3)