28 de agosto de 2020 00:00

La pandemia limita y encarece el servicio postal y de courier

Los courier implementaron medidas de bioseguridad para el transporte y entrega de los paquetes en el país.

Los courier implementaron medidas de bioseguridad para el transporte y entrega de los paquetes en el país. Foto: El Comercio

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Mayra Pacheco
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El servicio postal estatal y el de courier privado se han vistos afectados por los problemas de logística aérea internacional, causados por la pandemia del covid-19. Esto ha generado limitaciones para el envío y recepción de paquetería de ­ciertos destinos.

A esto se suma que, actualmente, existe una mayor importación de productos del exterior, pero la frecuencia de vuelos en las aerolíneas que traen estas mercancías es limitada, refirieron representantes de las empresas del servicio postal y de courier privados.

Otro problema son las medidas de cuarentena que todavía se imponen a ciertas actividades en algunos países.

Aunque entre marzo y mayo las importaciones a través de tráfico postal reflejaron una caída, en junio pasado los envíos se incrementaron en un 36% en relación con el mismo período del 2019. Las cifras corresponden al Banco Central del Ecuador.

Esta tendencia se ha mantenido en los últimos dos meses. En Ultrabox, por ejemplo, se han incorporado nuevos clientes; y otros, que usaban años atrás el servicio, han vuelto para habilitar sus casillas, mencionó Ximena Cevallos, gerenta general de esta firma.

Esto ha hecho que la demanda crezca a partir de julio pasado en un 20 o 30%, respecto del mismo período del 2019.

En DHL Express ha aumentado también en doble dígito la demanda, porque han recibido solicitudes de pequeñas y medianas empresas (pymes) y otras entidades del sector público, que trabajaban con la Empresa Correos del E­cuador, expresó su gerenta Edith Villavicencio.

Alexandra Rodríguez, usuaria que utilizaba antes el servicio de Correos del Ecuador, decidió a fines de julio pasado usar el servicio de courier privado para traer una tableta y ropa para sus hijos, de Estados Unidos. La usuaria tenía previsto que los insumos llegaran antes de fin de mes, pero aún no ha sido despachada toda la mercadería a su casilla.

La entrega de una parte de los productos que adquirió Rodríguez debe hacerla una firma postal estatal. “Esperaba que mi compra llegara a la casilla en Miami al siguiente día, pero han pasado más de 10 días”.

Este tipo de demoras, según Cevallos, se debe a que el correo estatal de Estados Unidos tiene un mayor volumen de carga y, además, no hay suficiente oferta de vuelos. La semana anterior, por ejemplo, la línea de carga UPS, que usa principalmente UItrabox para traer la mercadería de ese país, no operó. Esta retomó sus actividades el lunes pasado. Esto ha congestionado el transporte de la carga que tiene este courier local. En España pasa igual, enfatizó Cevallos.

Esto ha causado que los usuarios deban esperar más tiempo hasta recibir sus bienes. En promedio, toma entre cinco y 10 días laborables, cuando antes esto tomaba de cuatro a cinco.

Correos del Ecuador ha sentido también este efecto. Esta firma estatal señaló que por esta situación la entrega y envío de paquetes se ha reducido en alrededor del 20%, porque hay países que todavía siguen en cuarentena o restricciones en el tránsito aéreo. “La dificultad es generalizada, llega muy poca valija postal”, dijo la firma.

Estas limitaciones elevaron los costos para los usuarios. En Correos del Ecuador, para retirar paquetes de hasta 2 kilos las personas cancelan USD 3,49. Mientras tanto, en los courier privados se cancela en la modalidad 4x4 (hasta 4 kilos o USD 400) una tasa de USD 42, más costos de trámites en la Aduana y por peso.

DHL, por su parte, ha logrado mantener sus operaciones de manera regular, porque cuenta con aviones propios que llegan a Guayaquil y Quito. Estos se conectan con la red de distribución que tiene esta firma en Estados Unidos, Hong Kong, Alemania y otros.

Así, se logra hacer las entregas a los clientes en dos o cinco días, según el destino.

Si bien las líneas aéreas fijaron el 1 de junio pasado los vuelos, no se ha vuelto a los índices del 2019. Actualmente, en el país se opera apenas con el 50% de vuelos autorizados, dijo Marco Subía, titular de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas del Ecuador.

Esto genera que baje la capacidad de carga de paquetería. Y existen ciertos destinos, como Colombia, Perú, Bolivia, Argentina y otros, en los que aún se mantiene el cierre de las fronteras para mitigar el contagio de covid-19, según alertas de agencias postales internacionales. “Ruta cerrada. No es posible la entrega de paquetes. No sabemos cuándo cambiará la situación”, anotan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)