11 de August de 2009 00:00

El país también vivió el Bicentenario

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Sierra Centro, Cuenca, Loja y Tulcán
 
Los festejos por los 200 años de la gesta del 10 de Agosto de 1809 también se celebraron el domingo en el resto del país. Latacunga, Cuenca, Loja, Tulcán... tuvieron su propia celebración, la que incluyó música, pirotecnia y arte popular.

Latacunga, por ejemplo, tuvo un festival de bandas de pueblo, danzas y juegos pirotécnicos. Además, los funcionarios del Municipio que atienden en el museo, ubicado  en la colonial edificación Casa de los Marqueses, adornaron con rosas los arcos de piedra  y atendieron a los turistas desde las 17:00 hasta las 22:00.

Otros detalles
Ayer la Brigada de Infantería 7-Loja cumplió, simultáneamente la agenda del Presidente en Quito, un desfile cívico, desde la Plaza de San Sebastián hasta el edificio municipal de Loja. 
En la parroquia de San Isidro, en el cantón Espejo, en Carchi, se realizó una misa en honor a los héroes y se colocó una ofrenda floral en el parque 10 de Agosto.
Los artesanos de Pirotecnia Martínez, de Latacunga, hicieron con carrizo, papel de colores … una torre de cinco pisos.

“Es la primera vez que el museo está abierto  el domingo. Es una forma de conmemorar esta fecha importante”, dijo la secretaria Rita Aguilera. El resto de sus compañeros colocó velas en los corredores  y entregó  información sobre las características de la casa, la historia de Latacunga, los atractivos de la ciudad…

Además, la Banda Municipal tocó cumbias en los jardines de la casa. Eso atrajo a María Juana Guanina, una vendedora de humitas. “Mientras escuchaba una canción, me informaron que se estaba celebrando el Bicentenario del Primer Grito de la Independencia. No  tenía idea de esto. Tengo 36 años y es la primera vez que me invitan a recorrer el museo”.

Cargando a su hijo en la espalda, recorrió las salas donde se exhiben piezas arqueológicas y se santiguó  cada vez que miró una pieza de arte religioso. Otros, escucharon la explicación del guía Raúl Buchelli. Él detalló el significado de los personajes de la fiesta de la Mama Negra.

La Casa de los Marqueses es parte del Centro Histórico de la capital de Cotopaxi. Tiene dos patios, amplios jardines y fue  construida hace más de  250 años. Está ubicada cerca de la Plaza de Santo Domingo donde, según datos del Cabildo, se reunieron los patriotas para declarar la independencia de la ciudad el 11 de noviembre de 1820.

Allí, la fiesta  empezó a las 16:00 con  la presentación de las  bandas El Danzante y del Instituto Inés Cobo Donoso del cantón Pujilí. La instalación de la tarima y la pantalla gigante para que la gente pueda mirar imágenes de las festividades en Quito fue financiada por la Dirección Provincial del Ministerio de Cultura. La entidad organizó, asimismo, el acto.

En Cuenca, mientras tanto, la agenda de actividades por el Bicentenario fue amplia anteayer. Con una ceremonia ancestral de la Fundación Jambi Huasi, la Subsecretaría de Cultura Regional Sur inició los eventos culturales en el  parque Calderón.

Unos 70 yachacs (sabias y sabios curanderos) de las tres regiones del país participaron en el  rito indígena con el cual se bendijo a las nuevas autoridades nacionales, provinciales, municipales y parroquiales del país.

Pero solo estuvieron las autoridades de la Subsecretaría de Cultura, porque el resto estaba en Quito. En un  círculo hecho con pétalos de rosas frescas se ubicaron los productos de la Pacha Mama (granos, frutas, hierbas…)

Ante la falta de autoridades, algunos de los presentes ingresaron para que Juan de la Cruz, José Naula, Carlos Jachero o mama Rosa les atrajeran energías positivas. A las 12:00, el mismo ceremonial y con los mismos sabios se cumplió en la capital cañari.

Ni el frío de la noche ahuyentó a la multitud que participó en la Noche Cuencana. Hubo un enlace con la Velada Quiteña que se realizaba en la capital y que atrajo los aplausos del público. Con la quema de vacas locas, más danzas y música folklórica, castillos y demás juegos pirotécnicos, cerca de la medianoche se cerró la agenda del Bicentenario.

Loja no se quedó atrás de la fiesta libertaria. La celebración por los 200 años del Primer Grito de Independencia  prolongó la jornada de descanso de los turistas que escogieron el valle lojano de Vilcabamba, el domingo pasado.

Como de costumbre, ese pequeño poblado lojano vivió un domingo de alto movimiento comercial. Al menos 30 negocios de alimentos, ropa, artesanías, entre otros, estuvieron abiertos.

Al caer la tarde, en la plaza principal ubicada frente a la iglesia de Vilcabamba, la música, los altoparlantes, una pantalla gigante, afiches y una decena de danzantes inquietaron a la gente que salía de los senderos, los ríos y el centro recreacional Yamburara. Ahí empezó, con dos horas de retraso, la programación que el Ministerio de Cultura preparó para la provincia.

Una danza ofrecida por 10 integrantes del Ballet Folclórico Llaktanachi, de la comunidad Vilcabamba, reunió a unas 300 personas en una esquina del parque. Mientras otras 200 personas escuchaban la misa dominical en el templo, en las afueras una pantalla gigante recreó la vida de los héroes del 10 de Agosto de 1809.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)