25 de September de 2009 00:00

El país busca ser un destino seguro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Sociedad,Guayaquil y Cuenca

Tener paisajes hermosos y promocionarlos no es suficiente para atraer al turista extranjero. Lo importante es ofrecer seguridad al visitante para que se desplace a cualquier lugar del país sin vivir el acecho de la delincuencia.

Pero ese ambiente de seguridad se rompe cuando se dan actos como el asesinato de la francesa Charlotte Mazoyer, ocurrido en Quito, el sábado 12 de septiembre. O el atraco que sufrieron ocho turistas británicos y australianos, en el nororiente de Quito, en marzo de 2008.

Entre estos estaba una periodista británica del London Times. Ella enseguida envió una alerta que se colgó en la web de su medio una alerta sobre lo ocurrido con ellos. Algo similar hacen las embajadas, en cuyas webs colocan advertencias a los potenciales turistas antes de que viajen a suelo ecuatoriano.
 
Para Irma Ugalde, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Agencias de Viajes, Operadores Turísticos y Mayoristas, cualquier hecho de violencia contra extranjeros ahuyenta al turista.

Para contrarrestar esa percepción, los empresarios y las instituciones como el Ministerio de Turismo asumen diversas estrategias. Por ejemplo, en Cuenca, desde hace 5 años, la Fundación Municipal de Turismo puso a disposición una cartilla informativa sobre las medidas básicas de seguridad que deben considerar los visitantes: cómo actuar, lugares considerados peligrosos, entre otras alertas. Algo similar tiene el Mintur (ver tabla de recomendaciones).

Según Daniel Hernández, presidente de la Asociación de Hoteleros de Azuay, el documento es para que el turista  tome precauciones como en cualquier ciudad del mundo. En Cuenca, por ejemplo, se aconseja en las noches no visitar lugares de baja iluminación.  

A su vez, Jimmy Rugel, gerente de ventas de la agencia Aeromundo de Guayaquil, asegura que los visitantes prefieren destinos como Galápagos o un tour por la Sierra. En el caso de Guayaquil, la clientela está bajando. “Mucha gente del exterior dice que no vienen a Ecuador porque es inseguro, pero es una percepción que hay que combatir”.

Al mes, esta agencia vende entre cinco y 10 paquetes turísticos hacia el Puerto Principal. Los visitantes, en su mayoría, son de Estados Unidos y de Europa.  
Rugel explica que una de las estrategias que aplica Aeromundo es la promoción de las zonas regeneradas. “Estas áreas turísticas sí  cuentan con seguridades.

Hay que infundir menos temor”. Otras agencias como Speed Travel aplican las salidas en grupo como estrategia. “Un guía se encarga del cuidado personal de los turistas. Les advertimos que siempre estén unidos por seguridad”, cuenta Gisella Salazar, encargada  del Departamento Receptivo de Aeromundo.

Jorge Proaño, subsecretario de Planificación Sectorial y de Seguridad Turística del Mintur, insiste que “con el personal que investiga el mercado extranjero, tratamos de bloquear las alertas sobre la inseguridad en el país. Lo hacemos primero aceptando que hay un pequeño margen de delincuencia. Pero, a la vez, afirmando que Ecuador es un destino seguro, como lo atestiguan los medios especializados”.

Proaño reconoce que un problema que tenga un turista puede acabar con las campañas de promoción. Por eso el Mintur ejecuta un plan emergente, mediante un trabajo con las embajadas y consulados de EE.UU., Gran Bretaña, Francia, Italia y Países Bajos, los mayor emisores. Periódicamente analizan los planes de contingencia y el seguimiento a casos de turistas afectados.  

Por ejemplo, tras el percance de los ocho turistas cerca de Mindo convocó a una reunión interinstitucional para asumir medidas y recuperar las pertenencias. Al final, los visitantes siguieron con su tour hacia el Austro y la Amazonia.

El Subsecretario dijo que otra medida es reforzar la promoción internacional, incluida la propuesta de demostrar que Ecuador es un destino seguro. Para eso  hay USD 14 millones. 

Para un visitante extranjero precavido

Conozca cuáles son los sitios inseguros de cada ciudad y trate de no visitarlos. Averigüe cuáles son las mejores horas para visitar los atractivos turísticos.

Lleve con usted una copia de su pasaporte. En la mayoría de embajadas entregan copias certificadas. El pasaporte original, dinero y joyas encárguelos en la caja de seguridad del hotel.

Es preferible tener  tarjeta de crédito o cheques de viajero. No lleve consigo grandes sumas en efectivo. Lleve diariamente solo el dinero necesario y colóquelo en un bolsillo secreto. 

Cuando viaje de una ciudad a otra, lleve sus cosas de mayor valor junto con usted (cámara, dinero). También cuide sus bolsos, carteras y cámaras, en especial en ferias, paseos y calles.  

Desconfíe de personas desconocidas que muestren una excesiva amabilidad tan rápido y que se ofrecen como guías. No suba al auto a gente extraña.

Si alquila un auto, trate de dejarlo en parqueaderos, así evitará que este sea sustraído. Tampoco deje los objetos de valor dentro del vehículo, porque estos pueden ser robados. 

Si necesita servicio de taxi, consulte con el personal del hotel y asegúrese que la placa del taxi se inicie con la letra A. 9. Si decide trasladarse en autobús, lleve a mano moneda fraccionaria. 

Si tiene algún problema denuncie a la Policía de Turismo al 254 3983 ó 295 5785. En caso de pérdida o robo de pasaporte debe reportar inmediatamente a la  embajada o consulado de su país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)