2 de octubre de 2018 15:43

Con un Pacto, Quito busca una agroalimentación sostenible

Iniciativas como las de los huertos urbanos, bioferias y el nuevo pacto, acciones que están en marcha, ayudan a implementar como política municipal una producción agroalimentaria sostenible. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Iniciativas como las de los huertos urbanos, bioferias y el nuevo pacto, acciones que están en marcha, ayudan a implementar como política municipal una producción agroalimentaria sostenible, según RUAF Foundation. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Quito tiene un pacto para incidir en una mejor calidad alimentaria. La mañana de hoy, martes 2 de octubre del 2018, se firmó la Carta Alimentaria que contiene los objetivos de la nueva estrategia agroalimentaria para la capital.

El Distrito Metropolitano de Quito produce solo el 25% de los alimentos que consume. También desperdicia 100 toneladas de comida al día y 5 de cada 10 niños, en el sur de la urbe, sufre desnutrición.

Esas son algunas de las cifras que arrojó el diagnóstico sobre la situación alimentaria que realizó una plataforma integrada por varios organismos entre los que se cuentan RUA Foundation, el Municipio de Quito, empresas privadas y representantes de la Academia.

La Carta Alimentaria, según Álvaro Maldonado, secretario de Desarrollo Productivo del Municipio, tiene el objetivo de promover un sistema alimentario sostenible, diversificado e inclusivo para combatir el hambre, la desnutrición y enfrentar los efectos del cambio climático.

La firma de esa carta se efectuó en el marco de la programación por la conmemoración de los dos años de la Conferencia de las Naciones Unidas Hábitat III que se organizó en Quito en octubre del 2016.

La misiva tiene 17 objetivos, según Maldonado. Entre estos están promover un enfoque integral al sistema agroalimentario, asegurar el acceso a alimentos inocuos, diversificados y de proximidad para la población, además de impulsar una producción agropecuaria sostenible en las zonas urbanas, peri-urbanas y rurales de Quito.

¿Cuál es la importancia de este pacto? El Municipio informa que en Quito se registra una desnutrición infantil crónica del 29%. Pero no solo hay desnutrición sino también malos hábitos alimenticios. Se estima que el 71% de los habitantes se alimenta fuera del hogar. Ese porcentaje opta principalmente por el consumo de bebidas azucaradas, comida rápida y ‘snacks’. En menor medida consume frutas y hortalizas.

Para Alain Santandreu, representante de RUAF Foundation, iniciativas como las de los huertos urbanos, bioferias y el nuevo pacto, acciones que están en marcha, ayudan a implementar como política municipal una producción agroalimentaria sostenible.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)