19 de octubre de 2020 19:24

Pacoche y Ligüiqui son las ofertas turísticas de la zona rural de Manta

En los senderos se han encontrado evidencias arqueológicas como piedras volcánicas, estructuras de casas, terrazas y vestigios de su forma de vida, ideología, creencias y comercio de la cultura Manteña. Foto: Cortesía Municipio de Manta

En los senderos se han encontrado evidencias arqueológicas como piedras volcánicas, estructuras de casas, terrazas y vestigios de su forma de vida, ideología, creencias y comercio de la cultura Manteña. Foto: Cortesía Municipio de Manta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa

Playas, senderos naturales, bosques y museos es la oferta turística de la zona rural de Manta, en Manabí. En la parroquia San Lorenzo se ubican los poblados Ligüiqui y Pacoche, que se caracterizan por su riqueza arqueológica.

En Ligüiqui, la comunidad se prepara para ser guías turísticos. El alcalde Agustín Intriago realizó un recorrido por un sendero arqueológico, de alrededor de un kilómetro, el 18 de octubre del 2020. “Esta comuna es más que una playa bonita, es una tierra arqueológica y será nuestro Machu Picchu con el apoyo de todos, el compromiso importante que hay en sus habitantes y la guía especializada”.

En ese sendero se han encontrado evidencias arqueológicas como piedras volcánicas, estructuras de casas, terrazas y vestigios de su forma de vida, ideología, creencias y comercio de la cultura Manteña.

El último hallazgo se dio en 2019 por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC). En esa ocasión se encontró una plataforma ceremonial, relacionada con las terrazas de cultivos.

Se han evidenciado más de seis kilómetros de corrales marinos dentro del perfil costero en Ligüiqui. Pacoche ofrece un área protegida de bosque semi seco – tropical de 13 445 hectáreas. Fotos: Cortesía Municipio de Manta / Archivo / EL COMERCIO

Las investigaciones, que se iniciaron en 2018, también han evidenciado más de seis kilómetros de corrales marinos dentro del perfil costero de Ligüiqui, cercados con piedras prehispánicas para capturar y recolectar peces, crustáceos y moluscos durante la marea.

Este sitio arqueológico, que también posee una playa autorizada para bañistas en la que se puede realizar buceo, se encuentra ubicada a 34 kilómetros del centro de Manta.

Pacoche, en cambio, ofrece un área protegida de bosque semi seco – tropical de 13 445 hectáreas. En esta reserva se encuentran monos aulladores, que acompañan al turista durante las caminatas por el bosque.

Además, hay más de 250 especies de aves, de las cuales 55 son endémicas de la zona. Durante el recorrido, el turista podrá encontrar árboles de caña guadúa, paja toquilla, y cady.

En el poblado se puede visitar el Museo Pacoche Dr. José Reyes Cedeño, que tiene un aforo máximo de seis personas por recorrido y la entrada es gratuita.

En este centro cultural se exhiben unas 500 piezas que fueron ubicadas en las cinco galerías y en las que se muestran las tradiciones y el arte de las culturas precolombinas y también es posible conocer cómo vivieron los cholos y montuvios de la zona hace más de 250 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)