3 158 nuevas becas para la Universidad están en riesgo
Nexos con paraísos fiscales persiguen a tres gobernantes
La informalidad persigue al 70% de jóvenes del Ecuador
La construcción se reactiva con incentivos y exonera…
Sobre dos ruedas recorren Quito en la noche
Maduro habló con un caballo sobre el legado de Hugo Chávez
Concejo de Quito aprobó el plan de seguridad ciudadana
Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar biene…

99 pacientes críticos han sido atendidos en hospitales del día

En el Hospital del Día Central Quito separaron espacios con plásticos, para evitar más contagios.

En el Hospital del Día Central Quito separaron espacios con plásticos, para evitar más contagios.

Al Hospital del Día Chimbacalle acuden personas con síntomas respiratorios en busca de atención. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Cuando su esposa presentó síntomas relacionados con el coronavirus, Ciro Moreira, de 60 años, sintió temor. De inmediato la trasladó a un dispensario del Seguro Social. Presentaba fiebre y se le hacía difícil respirar. Tras unos minutos le indicaron que la mujer, de 48 años, debía ser hospitalizada urgentemente.

“Sentí temor y desesperación, ya que me contaron que no había camas en ninguno de los hospitales grandes (donde se atiende covid-19)”, relata este oriundo de Manabí, que habita en el norte de Quito.

Durante tres días, su esposa Lety permaneció en una pequeña unidad del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Allí no contaban con las condiciones adecuadas para atenderla. “Fueron tiempos muy complejos, debía dejarle la comida, allá no había”.

El lunes 6, Ciro recibió la noticia de que se había deso­cupado una cama en el Centro Clínico Quirúrgico Ambulatorio Central Quito, del
IESS. La trasladaron allá.

En junio estos establecimientos, conocidos como hospitales del día, empezaron a recibir a pacientes que daban positivo para coronavirus y también a quienes tenían sospecha de estar infectados.

Esto debido al aumento del número de contagiados y por tanto de la necesidad de atención hospitalaria. Desde el jueves, Quito se convirtió en la ciudad con más casos; superando incluso a Guayaquil, la más golpeada por el virus en marzo y abril. Hasta ayer, en la capital había 12 340 y en el Puerto Principal, 11 814.

¿Qué significa que los casos graves de covid-19 sean atendidos en hospitales del día en Quito?

Andrés Campaña, director provincial del IESS, explicó que la atención a casos sospechosos en estos centros responde a una planificación, realizada desde el inicio de la pandemia, en marzo.

En el plan constan tres etapas. La primera fue la habilitación de un hospital centinela, para centrar la atención de pacientes covid-19. Para ello se eligió al Quito Sur, que ya llegó a sus niveles máximos de ocupación, principalmente en el área de cuidados intensivos.

En el Hospital del Día Central Quito separaron espacios con plásticos, para evitar más contagios. Foto: Cortesía IESS Central Quito

Esa primera fase incluyó también la ampliación del número de camas; esta área crítica pasó de 14 a 118. En el momento ninguna está libre.

La segunda fase implicó que otra casa de salud recibiera a contagiados. Se trata del Carlos Andrade Marín, que por ser de especialidades no ha dejado de atender otras patologías.

En la tercera etapa, la actual, los hospitales del día -que son de primer nivel, más cercanos a la gente- fueron adecuados para recibir casos críticos. Tienen quirófanos porque en ellos se hacen cirugías ambulatorias y se tratan emergencias. En Pichincha (básicamente en la capital), hay cinco: Cotocollao, Chimbacalle, Sangolquí, El Batán y Central Quito.

Allí han recibido a 99 personas en estado crítico; a 76 les dieron de alta para que se recuperen en casa. La mayoría llegó a Cotocollao y a El Batán (74).

Desde marzo, en esas cinco unidades del Seguro Social se han atendido 15 009 posibles casos de covid-19. Y se han tomado 3 528 muestras.

Al principio -cuenta Campaña- se los atendía de urgencia y se los transfería a los hospitales apenas había espacio. Luego la situación se complicó, por lo que tuvieron que ser tratados dentro de esas unidades.

Lety permaneció 10 días en el Central Quito, con oxígeno. “Solo cuando estuvo allí me sentí tranquilo. Le dieron el alta y ya está en proceso de recuperación”, cuenta Ciro.

Para acoger a los infectados se hicieron algunas adecuaciones en las unidades, como la colocación de plásticos para separar las áreas y evitar riesgo de contagio. Lo detalla el médico Byron Trujillo, director de esa casa de salud, que dispuso 12 camas en una zona de hospitalización para infectados.

“En el momento no disponemos de ventiladores mecánicos, pero sí hay oxígeno para estabilizar a pacientes que están internados. La mayoría se ha quedado de siete a 10 días”.

Adicionalmente -dice- se capacitó al personal en el manejo de este tipo de casos y se les ha entregado equipos completos de bioseguridad. En total, ahí laboran 300 personas; 240 son trabajadores de la salud.

En estas unidades reciben a pacientes con síntomas respiratorios, que ingresan por el área de emergencia. A ellos se los mantiene separados de quienes buscan atención por otras patologías. Primero deben pasar por la carpa de triaje, en donde se evalúa el estado de salud, según los síntomas.

Si alguien es sospechoso de contagio de covid-19, se le hace un hisopado nasofaríngeo (test de diagnóstico PCR). Las muestras son procesadas en los hospitales de referencia Carlos Andrade Marín, Quito Sur y prestadores externos.

Carmen -nombre protegido- acompañó a su hermana, que tenía fiebre, tos y malestar en la garganta. La joven ingresó sola a la carpa de triaje, que fue colocada en el Hospital del Día Chimbacalle, en el sur. Allí se atiende a 150 pacientes diarios con problemas respiratorios; unos 50 son sometidos al test de diagnóstico, según su director, Diego Robalino.

Si se trata de un caso sospechoso que no presenta síntomas graves, los médicos le hacen la prueba y le piden aislarse en casa, hasta que los resultados estén listos. Se los dan en 72 horas, vía telefónica.

Pero si la persona ingresa con un cuadro complejo podría acceder a una de las 18 camas. “Hasta el momento tenemos una ocupación del 40% de los espacios asignados”.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales