21 de junio de 2018 20:41

Los kichwas de Otavalo temen reacción por el asesinato de mujer en Chile

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Washington Benalcázar

El pueblo kichwa de Otavalo, asentado en el norte de Ecuador, está preocupado por las repercusiones contra la comunidad ecuatoriana que se pueden generar por el asesinato de una mujer en Chile, en que están implicadas cinco personas, cuatro de ellas identificados como ecuatorianos. Los ciudadanos, que fueron privados de la libertad, son oriundos de la parroquia San Rafael de la Laguna, cantón Otavalo, provincia de Imbabura.

Los indígenas Otavalo, que se dedican a la elaboración y venta de artesanías y a la música, son considerados embajadores del Ecuador en el mundo. Uno de los distintivos es que los hombres lucen cabello largo, peinado en trenza.

Para Patricio Lema, presidente del Cabildo Kichwa de Otavalo, todo responsable de cometer un acto ilícito debe ser castigado, independientemente de su cultura. Los compatriotas están acusados de haber golpeado a Margarita Ancacoy con un madero en la cabeza, para robarle la cartera y su teléfono celular, el 18 de junio del 2018.

Sin embargo, Lema lamentó que Cristian R., de 20 años, y Jonathan Ch., de 21, que fueron los primeros detenidos y recluidos inicialmente en el Penal Santiago 1, hayan sido torturados por otros internos. Según un video, que dura 45 segundos y que circuló por las redes sociales, los dos implicados fueron rapados su larga cabellera, golpeados e incluso recibieron descargas eléctricas. Para los kichwas de Otavalo, el cabello largo en los hombres es parte de la identidad cultural. Es por ellos que al haberles afeitado sus cabezas se les ha agredido profundamente, señala el dirigente.

“Lo ocurrido a los dos ecuatorianos en la penitenciaría, acusados por asesinar a una mujer, es inaceptable así sean sus autores. La justicia la aplican los jueces y la tortura es una práctica atroz. Todo el rigor de la ley para los asesinos, pero no volvamos a la época de las cavernas”. Así señaló en su cuenta de Twitter Hernán Larraín, ministro de Justicia de Chile.

Luego del incidente en la cárcel, los dos ecuatorianos fueran trasladados a una prisión de alta seguridad, mientras permanecen en detención preventiva durante 120 días, que es el período que durará la investigación. La medida también se extendió a Diego T. y Olguer O., que fueron apresados horas después, aunque se informó que también fueron agredidos.

La Policía anunció hoy, 21 de junio, que iniciará un sumario contra los responsables de las vejaciones, que se muestran en el video. Además, expresó su categórico rechazo a la agresión contra los dos ecuatorianos.

Patricio Lema, pidió disculpas al pueblo de Chile, en nombre del Cabildo Kichwa de Otavalo. Espera que este incidente, al que considera aislado, no afecte la buena convivencia de sus coterráneos que por muchos años han contribuido al desarrollo del país del sur.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (8)