5 de octubre de 2019 13:02

Organizaciones de Derechos Humanos piden al Gobierno transparencia en número de detenidos

Familiares esperan las audiencias de los detenidos en la Unidad de Flagrancia, en Quito, este sábado 5 de octubre del 2019. Foto: EL COMERCIO

Familiares esperan las audiencias de los detenidos en la Unidad de Flagrancia, en Quito, este sábado 5 de octubre del 2019. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los asesores jurídicos de organizaciones de derechos humanos hablan por teléfono celular a las afueras de la Unidad de Flagrancia de Pichincha. En las conversaciones dan instrucciones legales a los familiares de los detenidos por las protestas que se dan desde el jueves pasado en el país.

Mónica Vera, asesora legal de Inredh, señaló la mañana de este sábado 5 de octubre que no tienen una cifra oficial de detenidos. La organización maneja un listado de 160 personas que fueron capturadas por la Policía en Quito. Esas cifras no concuerdan con las que emitió el Ministerio del Interior.

El Gobierno ha señalado que en el país fueron detenidas desde las 00:00 del jueves 3 de octubre hasta las 16:00 del viernes 4 un total de 368 personas. En Quito se registraron 118.

Para Inredh estas cifras son muy bajas y por eso se pidió transparencia en el manejo de la información. Felipe Rivadeneira, también de Inredh, señaló que no todos los detenidos llegaron a Flagrancias, sino que permanecieron en cuarteles policiales o unidades de policía comunitaria en distintos sectores.

De los 160 detenidos que registró Inredh, cerca de 141 ya han recuperado su libertad después de que los jueces no calificaran la flagrancia en las audiencias que se realizaron desde ayer en la mañana. En este grupo también hay personas que salieron libres pero que enfrentan investigaciones por su presunta participación en delitos. Todavía se desconoce el futuro legal de 19. Durante este sábado continuarán las audiencias contra los detenidos que enfrentan cargos de ataque y resistencia por parte de la Fiscalía.

Otra preocupación para Vera es la integridad física de quienes estuvieron detenidos. Ella señala que en todos los casos presentaban golpes en su cara, pero sobre todo en genitales y en otras partes del cuerpo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)