1 de agosto de 2019 00:00

Organismos intensifican planes contra los incendios

Bomberos y comuneros combatieron el martes un incendio en Cotacachi (Imbabura). Foto: Cortesía / Cuerpo de Bomberos de Cotacachi

Bomberos y comuneros combatieron el martes un incendio en Cotacachi (Imbabura). Foto: Cortesía / Cuerpo de Bomberos de Cotacachi

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Sierra Norte, Sierra Centro y Cuenca (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los incendios de los dos últimos días destruyeron extensas áreas de pajonales y bosques en Imbabura y Chimborazo.

Esta última provincia, además de Pichincha y Cotopaxi son las más afectadas por el fuego en la actual temporada seca, según un reporte del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias.

Ese informe detalla que hasta finales de julio se quemaron 1 151 hectáreas en las 10 provincias andinas y tres del Litoral.

Para hacer tareas de prevención se ejecuta la campaña Ecuador Sin Fuego, que fue presentada la semana pasada por el Servicio de Riesgos. El propósito es reducir la cantidad de zonas quemadas el año pasado, que afectaron a 26 629 hectáreas. Esa superficie casi se triplicó frente a la del 2017.

En Chimborazo, los bomberos, Gestión de Riesgos, Ministerio del Ambiente (MAE) y la Gobernación se enfocan en las zonas con mayor afectación: las parroquias rurales de Riobamba, Chambo, Alausí, Guamote y Pallatanga.

Precisamente, la tarde y noche del lunes se presentaron dos incendios en los páramos de los Cubillines, en Chambo, y El Shuyo, en Riobamba. Se perdieron 15 hectáreas de pajonales y tres hectáreas de un bosque de eucaliptos.

Los incendios fueron controlados por los Bomberos, pero muestran que es necesario generar conciencia, dijo Diana Loroña, directora zonal de Gestión de Riesgos. Por esa razón, se intervendrá en las comunidades con mayor cantidad de incendios, informó.

El Cuerpo de Bomberos de Riobamba inició también -hace tres semanas- una campaña, con énfasis en la parroquia San Juan, a 40 minutos de Riobamba, en las faldas del volcán Chimborazo. Ahí se perdieron 80 hectáreas el año pasado.

En Tungurahua y Cotopaxi, con menor incidencia de incendios, se hacen ferias ciudadanas. En Bolívar, la campaña Ecuador Sin Fuego se enfocará en las zonas rurales, especialmente en comunidades como Gallo Rumi, donde se perdieron 40 hectáreas en la temporada pasada. Los técnicos capacitarán a las comunidades, custodias del lugar.

En Imbabura se desarrollan varias actividades. Por ejemplo, hoy se tiene previsto visitar la parroquia de Imantag, en Cotacachi. Un equipo del MAE llegará con títeres y juegos para instruir a los niños sobre la necesidad de cuidar la naturaleza. La idea es evitar las quemas en áreas verdes.

fuego

La capacitación es parte del plan del Consejo Consultivo Local de Educación Ambiental de Imbabura (Ccleai), que lidera esta tarea a escala provincial, bajo el lema: Educamos para prevenir… Alto a los Incendios Forestales.

Esta iniciativa se presentó el 23 de julio y participan 22 instituciones, entre ellas la Prefectura, el MAE, bomberos, municipios, y juntas parroquiales.

En esta provincia, las quemas agrícolas son la primera causa de las deflagraciones. Fabián López, comandante del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, comentó que se capacita a los agricultores para que puedan transformar los desechos de las cosechas en abonos e insecticidas, explica Juan Ulquiango, del programa Amazonia Sin Fuego del MAE.

También está prevista la formación de brigadistas en los sitios que tuvieron más incendios, como la parroquia La Carolina, en Ibarra, y el Valle de Íntag, en Cotacachi.

En Azuay, la provincia con más daños por incendios forestales en el país en el 2018, el MAE y el Servicio de Gestión de Riesgos tienen un plan. Se dictan charlas educativas en las comunidades y parroquias más vulnerables; e información preventiva en las redes sociales; y se elaboraron protocolos de intervención para atender las emergencias.

Cuando las quemas son puntuales intervienen los cuerpos de Bomberos de los municipios respectivos. “Para incendios graves recibirán el apoyo en personal y equipos de los municipios aledaños, Ejército y otras entidades”, dijo Colombia Ochoa, directora de la zonal 6 de Gestión de Riesgos.

De esta forma, con ayuda de los bomberos de Girón, Nabón sofocó ayer un incendio de tres hectáreas de bosque primario. Hace dos días ocurrió algo similar con siete hectáreas que se consumieron en Girón.

Cuenca, Pucará, Oña y Girón tuvieron más eventos en el verano pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)