Los operativos de control y antidelincuencial se reforzaron en Manta y Portoviejo

En Portoviejo se realizaron controles para evitar aglomeraciones. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

En Portoviejo se realizaron controles para evitar aglomeraciones. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

En Portoviejo se realizaron controles para evitar aglomeraciones. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

En Portoviejo y en Manta, en Manabí, se reportaron fiestas clandestinas y actos delictivos durante el 17 y 18 de abril del 2021. Las autoridades tienen previsto que se endurezcan los controles.

Portoviejo registró 17 aglomeraciones en los mercados, el centro de la ciudad y en la parroquia Crucita. Además, se suspendieron siete fiestas en Fátima, San Pablo, Miraflores, Andrés de Vera y Picoazá, sectores en los que se registran más contagios por covid-19.

En una de esas reuniones se encontró a al menos 30 adolescentes, de entre 15 y 16 años, en una vivienda ubicada frente al UPC de la parroquia Picoazá, el 16 de abril, según la Dirección de Control Territorial del Municipio de Portoviejo.

Lupe González, encargada de esa Dirección, señaló que dentro de la vivienda se descubrió que los menores ingerían bebidas alcohólicas. Además, el fin de semana se suspendieron cuatro locales por vender licor e incumplir con los horarios autorizados por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal y se realizaron 6 retenciones de vehículos.

En la capital manabita, los controles continuarán durante abril y estarán a cargo de la Policía Nacional y los agentes municipales.

En Manta se realizaron operativos para vigilar que se cumplan con las medidas de bioseguridad y también para evitar actos delictivos como las 17 muertes violentas que se han presentado en este 2021.

El alcalde Agustín Intriago señaló que el fin de semana se desarrolló una reunión del Consejo de Seguridad Cantonal y las autoridades nacionales, como el ministro de Gobierno Gabriel Martínez, para evaluar la inseguridad en la ciudad.

Las autoridades locales hicieron siete pedidos al Gobierno. El primero es que los operativos de la Policía Nacional sean permanentes en el cantón y que también involucren a las Fuerzas Armadas.

Además, que se fortalezcan las unidades especiales de inteligencia policial, se incremente control aéreo y terrestre en vías, se dé seguimiento a los procesos de los detenidos, se apliquen pruebas de eficiencia al personal policial y que se construya una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) en la zona bancaria.

El ministro Martínez indicó que los últimos actos violentos registrados en el cantón corresponden a crímenes de delincuencia organizada. Informó que el terreno para la UPC está listo y que fue donado por la Alcaldía de Manta.