8 de julio de 2020 08:38

Operativo de prevención de ventas informales se realizó en la calle Rocafuerte, del Centro Histórico de Quito

Las calles Rocafuerte y Cuenca, en el Centro Histórico, en Quito, sin ventas informales este miércoles 8 de julio del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Las calles Rocafuerte y Cuenca, en el Centro Histórico, en Quito, sin ventas informales este miércoles 8 de julio del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) ha identificado 100 comerciantes autónomos no regularizados que trabajan en la calle Rocafuerte, ubicada en el Centro Histórico de Quito, una de las parroquias urbanas más afectadas por el incremento de casos de covid-19 en la actualidad.

Según los datos difundidos por el COE provincial, hasta el 7 de junio se reportaron 443 contagios en esa zona. Estefanía Grunauer, supervisora de la AMC, dice que la Rocafuerte es considerada como uno de los sitios más sensibles a la propagación del coronavirus.

Por eso, desde las 05:00 de este miércoles 8 de julio del 2020, la AMC desplegó un operativo de control para evitar la proliferación de ventas informales. Intervinieron alrededor de 50 personas, entre policías, personal de esa institución, agentes de tránsito y metropolitanos. “Se trata de uno de los sitios en donde hay más vendedores informales”, dijo Grunauer. En la intervención también se controló que los transeúntes utilicen mascarilla.

Las calles del Centro Histórico, en Quito, sin ventas informales este miércoles 8 de julio del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El operativo de control se realizó desde las 05:00 de este 8 de julio del 2020. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


Desde que comenzó la emergencia sanitaria hasta hoy, 2 700 personas han sido sancionadas por no utilizar el protector facial mientras se movilizan en la calle.


El objetivo del operativo -acotó la funcionaria- es reubicar a los vendedores en los mercados de Quito y se coordinan acciones con la Agencia Distrital de Comercio. También se hicieron trabajos investigativos de inteligencia para identificar microtraficantes y a quienes se dedican a robar a los transeúntes.


Para evitar que los informales vuelvan a la calle Rocafuerte, el Municipio dejó un equipo de 15 agentes metropolitanos. El fin es prevenir la propagación del covid-19.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)