Las camineras y otros espacios del malecón de la pla…
Vacunación anticovid-19 se realizó sin contratiempos…
Poca demanda para la emisión de pasaportes en Quito …
Los operadores turísticos se preparan para iniciar l…
Concurso ¿Cómo cuido el Centro Histórico? de Quito y…
Ecuatoriana que pedía alimentos en región de Murcia …
Un hombre de 35 años es el primero en morir a causa …
Inauguran un busto de George Floyd en Nueva York con…

La ONU espera acabar en 10 años con problema de personas sin nacionalidad

La ONU espera acabar en diez años con el problema de las personas sin nacionalidad, una de cuyas principales causas es la discriminación contra las mujeres, que en 25 países no pueden dar la nacionalidad a sus hijos, como sí lo pueden hacer los hombres.

“Cuatro años después del lanzamiento de la campaña para terminar con los casos de personas sin nacionalidad, pedimos que se tomen acciones más rápidas y decididas para ayudar a este objetivo”, dijo la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Este organismo es el encargado de atender a esta problemática, que según estimaciones fiables afectaría a más de diez millones de personas en el mundo.

A pesar de que los avances no son tan rápidos como se deseaba, la campaña del ACNUR ha dado resultados positivos para muchos, en particular para las 166 000 personas apátridas que han recibido una nacionalidad o a las que se ha confirmado la que tenían.

Asimismo, nueve países han establecido o mejorado en los últimos cuatro años sus procedimientos para determinar los casos de apátridas, seis han reformado sus leyes de nacionalidad y dos han eliminado la discriminación de género que impedía que las mujeres pasaran la nacionalidad a sus hijos.

Entre los que persisten con esta medida discriminatoria figuran Arabia Saudí, Irán, Irak, Líbano, Libia, Malasia, Nepal, Sudán y Siria, entre otros.

En total, hay 70 países donde hay personas apátridas, una situación que puede implicar no tener acceso a la educación, a la salud y a otros derechos básicos, como tampoco poder trabajar legalmente, casarse, desplazarse o a tener una propiedad.

“Pido a los políticos, gobiernos y parlamentarios en todo el mundo que actúen ahora para tomar medidas decisivas para eliminar el problema de las personas apátridas en 2024”, dijo el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, citado en un comunicado.