26 de septiembre de 2019 13:54

ONG denuncia creciente degradación de la situación humanitaria en Níger

Imagen referencial. Médicos Sin Fronteras es una Organización No Gubernamental que brinda ayuda médico-humanitaria. Foto: Twitter @MSF_Espana

Imagen referencial. Médicos Sin Fronteras es una Organización No Gubernamental que brinda ayuda médico-humanitaria. Foto: Twitter @MSF_Espana

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Médicos sin Fronteras (MSF) llamó hoy, jueves 26 de septiembre del 2019, la atención sobre la degradante situación humanitaria en la región de Tillabéri, en el noroeste de Níger, que está azotada por las inundaciones y la inseguridad.

"Miles de personas necesitan ayuda urgente en la región de Tillabéri debido a la creciente inseguridad y las inundaciones provocadas por las lluvias", alertó MSF en un comunicado.

Según la ONG, la intensificación del conflicto en la zona de Liptako-Gourma, cerca de la frontera con Burkina Faso y Mali, causó el desplazamiento de más de 53 000 personas en la región de Tillabéri, "donde nuevos movimientos de las poblaciones locales se producen cada semana".

"Las familias que huyen de sus aldeas a causa del recrudecimiento de la violencia armada en estos últimos meses llegan completamente agotadas y sin recursos", lamentó Doulaye Hamadjo, un activista de derechos humanos en Tillabéri. 

Hamadjo subrayó que cientos de personas procedentes de aldeas fronterizas como Inatés o Sinagoder huyen -a pie o en burro- de la violencia exacerbada en sus localidades, donde en los últimos meses se ha registrado un número alarmante de asesinatos y secuestros.

"Estas personas recorrieron 40 kilómetros en tres o cinco días para llegar a los campos de Kongokiré, Igalala o Ayérou", explicó.

El comunicado de Médicos Sin Fronteras añadió que la mayoría de estos desplazados internos viven en refugios improvisados construidos con palos, paja y bolsas de plástico, con acceso limitado a los servicios sociales de base, así como al agua potable o a letrinas.

Según MSF, hay actualmente cerca de 900 familias en los campos de desplazados internos en Kongokiré uno y dos, que suman en total 5 000 personas, la mayoría de ellas mujeres, niños y ancianos, con una situación de gran vulnerabilidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)