18 de enero de 2021 18:55

El oleaje afectó a varios balnearios manabitas

En Crucita, Portoviejo, el fin de semana se trabajó en la reconstrucción de un muro con piedras escolleras. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

En Crucita, Portoviejo, el fin de semana se trabajó en la reconstrucción de un muro con piedras escolleras. Foto: Cortesía Municipio de Portoviejo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa

Los oleajes y aguajes que se presentaron este lunes 18 de enero del 2021 han sido moderados. Sin embargo, las playas aún continúan con bandera roja para precautelar la seguridad de los turistas.

El fin de semana, en cambio, el mar estuvo agitado y los oleajes causaron que los muros -que protegen a los poblados- cedieran en balnearios como Crucita (Portoviejo) y en San Clemente y San Alejo (Sucre).

En el caso de Crucita, ocho tramos de los 14 kilómetros de la vía del Malecón registraron socavones. Además, el agua ingresó a unas 10 casas que están cerca del mar.

El morador José Zambrano señaló que hay tramos de vías que no se habían afectado con los oleajes registrados en años anteriores. “La vía es muy vieja y, por eso, las bases se están socavando”.

La Prefectura y el Municipio intervinieron el fin de semana esos tramos. Ahí se colocó un muro de protección con alrededor de 4 500 metros cúbicos de piedra escollera.

Los moradores afirmaron que esa es una solución momentánea para evitar que el agua llegue a la zona poblada. Sin embargo, no es una medida a largo plazo. “Somos el único balneario playero de la capital manabita y no tenemos un malecón en buen estado ni una vía”.

Según la Junta Parroquial de Crucita, ellos enviarán peticiones al Gobierno Nacional para que se construya el malecón.

Mientras en Sucre, los sectores hoteleros de San Clemente y San Jacinto también registraron inundaciones en los hoteles por falta de un muro de escolleras. “El fuerte oleaje hizo que se mostraran las deficiencias con las que vivimos”, señaló Orlando Mendoza, trabajador de un hotel en San Jacinto.

Él afirmó que las tres reservas que tenían para el fin de semana no quisieron hospedarse porque el agua del mar ingresó al hotel. Además, el poblado lucía sucio porque el mar trajo consigo piedras y basura. “Nosotros estamos acostumbrados a que estas cosas pasen, pero el turista no y por eso decidieron irse, pero ya se había invertido en productos para atenderlos”.

La Prefectura señaló que el fin de semana se realizaron evaluaciones para determinar los sitios que se intervendrán con piedras escolleras. Además, el Municipio realizó la limpieza de los balnearios.

En Manta, en cambio, los postes de electricidad registraron socavones en las bases. Se tenía previsto que este 18 de enero del 2021 fueran reparados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)