21 de octubre de 2020 21:50

La OEA no ve fraude en el triunfo de Luis Arce en las elecciones de Bolivia

Bolivia aún espera el conteo final de votos en un ambiente de transición. El virtual ganador es Luis Arce, de MAS. Foto: EFE

Bolivia aún espera el conteo final de votos en un ambiente de transición. El virtual ganador es Luis Arce, de MAS. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 1
Agencia EFE

La misión de observación electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aseguró este miércoles 21 de octubre del 2020 que "no se presentaron acciones fraudulentas durante las elecciones" de este domingo 18 en Bolivia, en las que el Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales (2006-2019) recuperó el poder.

En su informe preliminar, la OEA no encontró las irregularidades que denunció en las elecciones de 2019, que luego fueron anuladas entre sospechas de fraude en favor de Morales, que había sido elegido para un cuarto mandato consecutivo, lo que abrió una grave crisis que se saldó con la salida del país del entonces presidente, quien denunció un golpe de Estado.

Este cambio fue achacado por la OEA a la renovación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), encargado de organizar todo el proceso de los comicios.

“Hoy Bolivia tiene una autoridad electoral independiente y tuvo una contienda más equitativa, lo que dio como resultado una jornada electoral exitosa en la que no se presentaron acciones fraudulentas”, apuntó el informe.

“La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente. Esto le brinda un alto nivel de legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto”, concluyó el documento.

Para el jefe de la misión electoral de la OEA, el excanciller costarricense Manuel González, el TSE hizo un gran esfuerzo para celebrar este proceso electoral con gran profesionalismo.

Órgano electoral independiente

“La autonomía e independencia del órgano electoral fue clara y marcó una gran diferencia en comparación a la cooptación que sufrió el tribunal anterior”, apuntó González en un mensaje en redes sociales.

El jefe de la misión consideró que la claridad del proceso y del resultado le otorga “una gran legitimidad al Gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto”.

Por eso felicitó al virtual presidente electo, Luis Arce, y a su vicepresidente, David Choquehuanca, del que recordó que coincidieron como cancilleres cuando ambos lideraban las relaciones exteriores de sus respectivos países.

"Como lo ha señalado el secretario general de la OEA, Luis Almagro, estamos seguros de que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para Bolivia. La OEA siempre ha defendido la voluntad popular en Bolivia", apuntó González.

Ratifica irregularidades del 2019

No obstante, la OEA se reafirmó en su informe preliminar en las "manipulaciones e irregularidades" detectadas en las elecciones del año pasado.

En ese sentido, mencionó una investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la Policía de Bolivia que concluyó que el día de los comicios se adulteraron actas y se manipuló la infraestructura informática utilizada para el procesamiento de los resultados en 2019.

Esa investigación también determinó que "las acciones dolosas identificadas fueron realizadas en coordinación con actores extranjeros, y que existieron contactos entre autoridades electorales y autoridades políticas".

La OEA también condenó la violencia acontecida por el periodo de "alarmante polarización" política que se abrió en Bolivia desde las elecciones anuladas de 2019 hasta estos nuevos comicios.

Lentitud en el escrutinio


La misión del organismo internacional también lamentó que se cancelase el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), aunque comprendió la decisión del TSE tras detectar diversos fallos en las pruebas realizadas en días previos.

Sin embargo, esa circunstancia provocó que no hubiera información oficial suficiente la noche de la elección, lo que abrió un espacio de incertidumbre y especulación.

Por ello la OEA recomendó al Estado boliviano implementar una herramienta eficiente que permita tener una información precisa sobre los resultados electorales en el mismo día de la elección.

En esta ocasión, los ciudadanos supieron del resultado de la votación por conteos rápidos y encuestas a boca de urna difundidas en los medios de comunicación a la medianoche, que eran coincidentes con los dos conteos rápidos realizados por la misión de la OEA.

El comportamiento de los electores

El organismo internacional felicitó el comportamiento de la población, que esperó pacientemente los resultados, junto a los llamados a la calma de las autoridades del país como la presidenta interina Jeanine Áñez.

"Esta elección tuvo lugar en un contexto sumamente complejo. Quiero destacar el gran esfuerzo, la paciencia y compromiso para acudir a las urnas y haberlo hecho de manera responsable, cumpliendo los protocolos de bioseguridad diseñados para evitar la propagación del covid-19", apostilló González.

La repetición de las elecciones nacionales dio como resultado aún por cerrar formalmente pero que se da por seguro de un triunfo arrollador de Luis Arce, el exministro de Economía durante 12 de los casi 14 años que Morales estuvo como presidente, al conseguir de momento el 54 % de los votos, con el 90 % de sufragios escrutados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)