1 de noviembre de 2020 13:58

La ocupación hotelera en Santa Elena llega apenas al 20% en el segundo día del feriado largo de noviembre

En Salinas, la playa se llenó de turistas este 1 de noviembre del 2020  a pesar de las restricciones y a partir de las 15:00 que da prohibido el ingreso a la playa. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En Salinas, la playa se llenó de turistas este 1 de noviembre del 2020 a pesar de las restricciones y a partir de las 15:00 que da prohibido el ingreso a la playa. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

En la arena se dibujó un cuadro en una extensión de 1 metro cuadrado. Al interior de esa área se sentó Marisol Villacreses junto a siete familiares. El grupo buscó así garantizar el distanciamiento social en la playa de Salinas, la mañana de este domingo 1 de noviembre del 2020.

Ellos, oriundos de Ambato, son parte de los turistas que llegaron hasta la península de Santa Elena para pasar los feriados del 2 y 3 de noviembre, a propósito del Día de los Difuntos e independencia de Cuenca.

Villacreses contó que decidieron acudir al balneario costeño para cambiar de rutina a pesar del temor de un contagio por el nuevo coronavirus. Ellos usaron mascarillas.

"A pesar de la pandemia era necesario salir a vacacionar un momento, todos hemos estado muy estresados".

También Lucas Rodríguez llegó a Salinas desde el cantón Babahoyo, en Los Ríos. Junto a su esposa y dos hijos disfrutaron de un agradable clima de 26 grados al mediodía. "Hay mucho control, eso nos gusta, no hay aglomeraciones, pensamos que encontraríamos más gente, pero no, está bueno hacer turismo así".

Rodríguez se refirió a una baja afluencia de visitantes. Carlos Abad, presidente de la Cámara de Turismo de la provincia de Santa Elena, indicó que entre el 31 de octubre y el mediodía del 1 de noviembre la ocupación hotelera en promedio era del 20% en toda la península.

"Salinas es el menos visitado. No supera un 20% de ocupación. En el norte de la península hay un poco más. Un 50 al 60%. Dependiendo el sector", explicó.

Añadió que las expectativas del gremio eran mayores, pues hubo una mayor acogida en el feriado del 9 de Octubre, tanto en hospedaje como el área gastronómica.

"La noticia del rebrote mundial y las restricciones por parte de los COE creó esa inseguridad al momento de tomar la decisión de viajar y encontrar las playas cerradas".

En la franja costera de Salinas se observó pocos parasoles instalados. Tampoco hubo la presencia de vendedores, pues las regulaciones locales lo impiden.

El sol fue escaso en la mañana.

Luis Maldonado y Erick Cuenca son dos de los agentes de control municipal que participaron en los controles para evitar que la gente ingiera alimentos en la playa, ingrese con mascotas o bebidas alcohólicas. "Se cumple también el distanciamiento y a las 15:00 se verifica la salida de turistas, pues el cierre de las playas es a esa hora".

En esta localidad rigen restricciones, pues los balnearios estarán abiertos entre las 08:00 y 15:00 hasta el 3 de noviembre. Antes, el horario era hasta las 17:00.

Además, se resolvió limitar la circulación vehicular entre las 00:00 y las 05:00. Se redujo también el aforo de los restaurantes al 50%.

Los comerciantes tampoco se mostraron conformes con el desarrollo del feriado. Gabriela Flores, quien alquila parasoles y sillas, calificó como pésimo al asueto. "Solo he podido instalar cinco parasoles, en breve cierran la playa y solo pude arrendar dos a cinco dólares cada una, no alcanza para vivir", lamentó.

En tanto, en el cantón Santa Elena cerca de 400 funcionarios públicos y 100 salvavidas son los encargados de los operativos en todas las 23 playas de la jurisdicción. Según el Cabildo local, hasta el mediodía de ayer se reportó poca afluencia de turistas, logrando solo un 30% del aforo en todos los balnearios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)