Escenario incierto en la Asamblea para proyecto económico
La deducción de gastos se reemplazaría por un ‘…
Las casas de acogida resisten a la pandemia y a la f…
4 indicadores muestran una baja en los casos de covi…
Germán Rodas, una vida llena de lucha social
Coronel Max Rojas: ‘El 51% de las muertes ocur…
Pedro Gil: ‘La poesía pasa a ser una forma de …
Guayaquil y Ambato abren más espacios para la vacuna…

Octanaje de las gasolinas extra y ecopaís no subirá tras el alza de precio

Tanqueros abastecen de combustible a la gasolinera de Petróleos y servicios la avenida de las Américas en la ciudad de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio

Tanqueros abastecen de combustible a la gasolinera de Petróleos y servicios la avenida de las Américas en la ciudad de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio

Tanqueros abastecen de combustible a la gasolinera de Petróleos y servicios la avenida de las Américas en la ciudad de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio

El incremento del precio del galón de las gasolinas extra y ecopaís de USD 1,48 a 1,85, dispuesto por el Gobierno y que entra en vigencia desde hoy, 26 de diciembre de 2018, no irá acompañado de una mejora en la calidad de estos derivados, como ocurrió en agosto pasado con la súper.

La resolución del Ministerio de Industrias y Productividad, vigente desde el pasado 29 de noviembre, prolongó la venta de estos derivados con hasta dos octanos menos de lo establecido en la norma INEN hasta el 1 de diciembre del 2020.

Esto permite que la empresa pública Petroecuador siga despachando gasolina extra y ecopaís con un octanaje mínimo de 85 octanos, pese a que estos derivados tuvieron una mejora en abril del 2012. Estos pasaron de 81 a 87 octanos. Pero su venta duró solo dos años.

El octanaje es la capacidad antidetonante de la gasolina cuando se comprime dentro del motor. A mayor eficiencia de un vehículo se requiere de un mayor octanaje para no afectar a su desempeño y evitar el denominado cascabeleo.

Esta es la cuarta resolución consecutiva que autoriza a Petroecuador a vender estos combustibles con hasta dos unidades de octanos menos. Las anteriores fueron aprobadas en abril del 2014, diciembre del 2015 y junio del 2017.

La última medida está vigente desde el pasado 1 de diciembre y reemplazó a la disposición que aplicaba hasta fines de noviembre de este año.

En los considerandos de la actual disposición se cuenta que hubo una reunión en septiembre pasado en la que participaron representantes del Ministerio de Industrias, del Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN) y de Petroecuador. Ahí, la petrolera estatal solicitó una ampliación del plazo de 24 meses para seguir produciendo gasolinas de menor octanaje. No se precisaron los argumentos, pero se mencionó que una vez que concluido ese período, estos derivados deberán cumplir con la norma INEN, es decir, deberán tener 87 octanos.

Para Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleos del Ecuador (Camddepe), la medida de subir el precio de estos combustibles debería ser compensada con una mejora en la calidad de estos productos, como ocurrió con la súper.

“A pesar de tener una refinería repotenciada, los derivados que se producen no cumplen con la norma nacional”.

Fernando Santos, exministro de Energía, mencionó que los derivados que se producen en las refinerías del país son de “mala calidad”. Por esto, el Estado debe importar naftas para mezclar y subir el octanaje de todas las gasolinas.

Para la importación de naftas se ha destinado USD 1 315,9 millones entre enero y octubre del 2018, según el Banco Central del Ecuador (BCE).

Las gasolinas extra y ecopaís que se venden en Ecuador están por debajo de los 95 octanos que demanda la tecnología Euro III, que exige el parque automotor del país a partir del año pasado.

Estos derivados incluso ocupan el último lugar con relación a los combustibles que se venden en países de Suramérica, según datos de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Los países que lideran son Argentina y Perú con 98 octanos. Luego sigue Bolivia, Chile y otros (ver gráfico).

Genaro Baldeón, presidente de la Aeade, expresó que las características de estos combustibles en Ecuador hacen que no se pueda aprovechar al máximo la eficiencia del motor de un vehículo. Además, exige que se consuman más derivados y se produzcan mayores emisiones de gases contaminantes al ambiente.

Entre enero y octubre del 2018, el consumo de las gasolinas extra y ecopaís ascendió a 21,7 millones de barriles, en total. Esta cifra es mayor a la de igual período del año anterior, según Petroecuador.

En el sector automotor, el incremento del precio de la súper a USD 2,98 hizo que algunos usuarios se cambiaran a la extra o ecopaís para ahorrar en combustible. Esto implicó que la demanda de estos dos derivados aumentara en 1,3 millones de barriles entre enero y octubre de este año, con relación al mismo período del 2017.

La Camddepe explicó que el incremento del octanaje de estas gasolinas implicaría una inversión de alrededor de USD 100 millones, debido a que son las gasolinas más demandadas. Para la súper, que pasó de 90 a 92 octanos, el Gobierno destinó USD 30 millones.

Suplementos digitales