23 de febrero de 2021 17:52

Las obras de soterramiento de cables se volvieron a posponer en Portoviejo

Las obras se realizan en nueve manzanas de la zona céntrica de la capital provincial. Foto: Cortesía Colectivo Ciudadano Unidos por Portoviejo

Las obras se realizan en nueve manzanas de la zona céntrica de la capital provincial. Foto: Cortesía Colectivo Ciudadano Unidos por Portoviejo

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa

El lunes 22 de febrero del 2021 se terminó el plazo de la décima prórroga para entregar la obra del soterramiento del cableado eléctrico en nueve manzanas de la ciudad de Portoviejo, en la costera provincia de Manabí.

El proyecto busca regenerar la zona cero de Portoviejo, que fue la afectada por el terremoto del 16 de abril del 2016, a través del Plan de Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas (Priza), que ejecuta el Consorcio Zona Cero y es administrada por la Empresa Eléctrica Pública Estratégica Corporación Nacional de Electricidad (CNEL EP).

La obra empezó en 2017 y debía ser entregada en el 2018. Pero ha tenido retrasos por la época lluviosa, el catastro de predios del Municipio, hallazgos de piezas arqueológicas, entre otras. Según el Colectivo Ciudadano Unidos por Portoviejo, a Consorcio Zona Cero se le han concedido 10 prórrogas.

La última venció el 21 de febrero del 2021. Sin embargo, la firma pidió una nueva prórroga. En el documento solicitan un mes más para entregar la obra porque no han conseguido los cables eléctricos y deberán mandarlos a elaborar, pero las fábricas tardan hasta 30 días en entregarlos.

Los comerciantes de ese sector han sido insistentes en que sus negocios no se han podido reactivar porque la empresa continúa con los trabajos en esa zona.

El comerciante Fernando Zambrano tiene una zapatería en la zona cero de Portoviejo. Pero, hace tres años, debió arrendar un local en el sector de la terminal terrestre para poder reactivar su negocio. Tenía previsto regresar en este 2021 a su local, pero teme que la obra no sea entregada y su clientela baje. “La zona cero se volvió solitaria y los trabajos en las calles dificultan el tránsito. Pero eso el cliente prefiere otros sectores”.

“Los obreros siguen trabajando y eso incomoda a los clientes. Además, cuando ellos terminen el Municipio deberá hacer aceras y bordillos”, señaló José Loor, miembro del Comité Ciudadano Unidos Por Portoviejo, que vigila la obra desde el 2017.

Según el Colectivo Ciudadano Unidos por Portoviejo, las autoridades les habían prometido que no se darían más prórrogas al Consorcio. “Solicitamos una nueva reunión para que nos expliquen qué pasará”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)