Negociación para TLC entre Ecuador y México se prolonga
Bus interprovincial y un tráiler se vuelcan en vía A…
El encuentro con el tiempo y la tradición familiar e…
La Ruta a Pasa encierra naturaleza, trekking y el as…
Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México

Nuevos equipos llegaron al Inspi de Quito

El Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública cuenta con nuevos equipos como apoyo tecnológico. Foto: Cortesía Ministerio de Salud


El Instituto Nacional de Investigación para la Salud (Inspi) de Quito recibió este viernes 28 de enero del 2022 un secuenciador de pruebas moleculares de covid-19, cuyo objetivo es diagnosticar más casos de la enfermedad.

El sistema Cobas 6800 tiene la capacidad de procesar 864 muestras en ocho horas y más de 1 400 en 24 horas lo que permite acortar el tiempo de secuenciación, a 48 horas, que al momento es entre cinco días y una semana.

En un recorrido por las instalaciones del Inspi, la ministra de Salud, Ximena Garzón, señaló que antes de la llegada del equipo se requería más personal para realizar las muestras y ahora pueden dedicar su tiempo en otros procesos de investigación.

Según la funcionaria, el equipamiento automatizado ha permitido duplicar la secuenciación genómica y de diagnóstico en el país. “No hay que subir ninguna información manualmente, este resultado nos llega directamente al Ministerio de Salud y gracias a ello podemos tomar acciones rápidas de control y vigilancia epidemiológica”, señaló.

El sistema Cobas 6800 es el segundo que obtiene el país. En abril del 2020 llegó el primero al Inspi de Guayaquil. La inversión fue de USD 590 874.

El Inspi también adquirió una plataforma de secuenciación masiva genómica con el objetivo de identificar nuevas variantes de preocupación o de interés del covid-19.

La plataforma, dijo Garzón, permitirá la investigación científica en cuanto a secuenciación genómica de bacterias, de otros tipos de virus y de organismos patológicos que podrían causar brotes en cualquier parte del Ecuador. Con ello se podrá monitorear y controlar de manera rápida la propagación de enfermedades infectocontagiosas.

Otros equipos también llegaron tanto al Inspi de Cuenca como de Guayaquil. Para el primero se obtuvieron reactivos y apoyo tecnológico de equipos para mejorar el tiempo de respuesta en el procesamiento de muestras.  La inversión fue de USD 117 760.

Mientras que el Inspi de Guayaquil recibió dos microscopios electrónicos, uno de transmisión y otro de scanning que fueron mandados por el Gobierno de Japón, a través de la agencia de Cooperación internacional de ese país y servirán para potenciar la investigación no solo del SARS-CoV-2 sino de otras patologías.