14 de julio de 2019 17:04

Nuevo reglamento sobre becas y ayudas económicas de Senescyt causa polémica

Jóvenes pidieron asesoría en la Senescyt para el proceso de aceptación de cupos en las universidades. Foto: Archivo Julio Estrella / EL COMERCIO

Jóvenes acuden a la Senescyt para obtener información sobre becas. Foto: Archivo Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 49
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 7
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

"Se implementarán acciones que garanticen los derechos de las personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica, como un parámetro tanto para la priorización como para la asignación de recursos económicos, a través del otorgamiento de becas o ayudas económicas", dice el artículo 3, numeral b, de un capítulo del Reglamento para la implementación de programas de becas y ayudas económicas.

También se señala que se realizará el análisis socioeconómico de la persona postulante, como criterio de selección, según corresponda y para determinar el monto de la beca o ayuda económica a ser adjudicada.

El documento, firmado por Adrián Bonilla, que dejó el cargo de Secretario de Educación Superior (Senescyt), la última semana de junio de este 2019, ha generado comentarios en las redes sociales, este fin de semana.

Algunos usuarios de Twitter aseguraron que se eliminó la política de becas y ayudas económicas. Incluso, el expresidente Rafael Correa, escribió: "¿Es en serio? ¡No puede ser!", como comentario a un tuit de alguien que afirmaba que "Se acabaron las becas para estudio de cuarto nivel" y hablaba de un golpe a la educación.

Frente a eso reaccionó la exsubsecretaria Mónica Mancero respondiendo, también a través de su cuenta en esa red social: "No, ¡no es cierto! Son infamias de las que se hacen eco difamadores o ingenuos". También dijo que se trataba de un nuevo reglamento de becas, más ágil y en consenso con las asociaciones de becarios.

Mancero se refiere, por ejemplo, a que con la nueva normativa se establece como único requisito para la liquidación financiera la prestación del título, ya sea apostillado, legalizado o acreditado. Esto tras llegar a varios acuerdos con asociaciones de becarios, que se quejaban por los problemas que tenían para ello. También hay opciones para la compensación de las becas.

Antes, según Senescty, el becario debía presentar la justificación de todos los rubros financiados y no justificados, como récord académico, pasaje de retorno, seguro de manutención, entre otros papeles.

En cuanto al período de compensación ahora son con o sin relación de dependencia laboral. Podrán ser actividades de voluntariado afines a la carrera o programa de estudios, ayudantías de cátedra, participación en proyectos de investigación, publicación de artículos académicos, emprendimientos o actividades económicas con componente de transferencia del conocimiento y canalización de recursos técnicos o económicos en beneficio de Ecuador y su población.

De manera excepcional incluso las actividades de compensación podrían realizarse en el extranjero, para lo cual el interesado deberá presentar una propuesta, que analizará el Comité Interinstitucional de Becas y Ayudas Económicas.

Antes, el único modo de compensar la beca era que el becario regrese al país y trabaje el doble del tiempo que duró el programa de estudios, en Ecuador.

A través de un comunicado, la entidad, rechazó la información que circula en redes sociales sobre una supuesta eliminación de la política de becas. El nuevo reglamento, que se encuentra publicado en la página web institucional, fue construido con los becarios y tomando en cuenta recomendaciones de la Asamblea, dijeron.

En el reglamento se dice también, en las reglas generales, que se financiarán únicamente programas de estudio de un nivel superior al que ya registrada la persona interesada en el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior de Ecuador. Es decir solo para cuarto nivel. Y se exceptúan de estos casos las especialidades médicas conforme las condiciones que se determine en las bases de los programas de becas.

Adrián Bonilla, en una nota publicada por este Diario, días atrás, señaló que en la década anterior hubo “una distorsión de política pública, con un programa muy costoso de becas en el extranjero de tercer nivel”.

Según dijo “Ecuador requiere especialistas investigadores. Tenemos muchísimos menos recursos que el año pasado para becarios, por eso hemos priorizado". Además comentó que antes se había subsidiado a chicos que no lo necesitaban, aunque nadie duda de los méritos académicos que pudieran haber tenido. Y confirmó que quienes obtienen los mejores puntajes en el examen Ser Bachiller no podrán acceder a becas internacionales, solo a un subsidio, que consiste en un salario básico, para estudios en el país.

Este domingo 14 de julio, Adrián Bonilla también reaccionó por el tuit de Correa. “Muy seria falacia. Reproducen disposición derogatoria de un reglamento con la intención de engañar”.

Entre 1995 y el 2006 hubo 300 becados; entre el 2007 y el 2016, la cifra llegó a 20 000 beneficiados con la opción de estudiar en el extranjero. Según las autoridades de esa época, el 15% de ellos accedió a estudios de pregrado.

Para este 2019 se planificó distribuir un total de 247 becas internacionales, concretamente para posgrado. No para pregrado, es decir tercer nivel. Es menos de la mitad de lo que hubo el año anterior (528 becas para universidades del extranjero). Al momento faltan 100 becas, para el ciclo Sierra, por distribuirse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (9)