17 de junio de 2019 00:00

Niños y jóvenes se alistan para exámenes de fin de quimestre

Filomena Álvarez refuerza conocimientos de lengua, en la Escuela República de Italia. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Filomena Álvarez refuerza conocimientos de lengua, en la Escuela República de Italia. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Yadira Trujillo
Redactora (I)
ytrujillo@elcomercio.com

En los exámenes del primer quimestre, que se realizaron en febrero pasado, Jossueth Villarruel, de 16 años, identificó sus fortalezas y debilidades. Pero cree que los del segundo quimestre serán decisivos.

A partir del 1 de julio, los estudiantes de segundo de Básica a segundo de Bachillerato de centros fiscales del régimen Sierra rendirán los exámenes de fin de quimestre, para terminar el año lectivo. En los establecimientos particulares, el proceso suele adelantarse incluso unos cinco o seis días.

Para Karen Farinango, de segundo de Bachillerato, son de gran ayuda los refuerzos que en estas últimas semanas reciben, a través de talleres. Le sirve para refrescar los temas que irán en el examen. “Así se hace más fácil estudiar”.

En tercero de Bachillerato del Eloy Alfaro, la docente de lengua, Julia Sánchez, refuerza los conocimientos sobre analogías, sinónimos y antónimos, semántica, morfología y análisis literario.

Eso también les permite estar preparados para las evaluaciones parciales, que se toman desde la semana pasada. Cada quimestre tiene tres notas parciales y el examen final.

Según el calendario del Ministerio de Educación, las evaluaciones quimestrales se tomarán entre el 24 y el 28 de junio en planteles fiscales.
Jeremmy Carvajal, de 16 años, prefiere releer los temas a diario y así evitar el desgaste de trasnocharse días antes del examen, típico en este último tramo del año lectivo.

Para Luis Flores, de segundo de Bachillerato, es clave hacer preguntas a los profesores y “aprovecharlos al máximo”.

Los estudiantes que alcancen la nota mínima de siete sobre 10, una vez terminadas las evaluaciones, saldrán de vacaciones desde el 6 de julio hasta el 1 de septiembre del 2019. Esa fecha también puede adelantarse en el sistema privado.

En el Colegio Eloy Alfaro, los chicos realizan talleres para refrescar sus conocimientos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

En el Colegio Eloy Alfaro, los chicos realizan talleres para refrescar sus conocimientos. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Según el calendario oficial, del 9 al 23 de julio serán las clases de recuperación para los supletorios y de mejoramiento (del 24 y el 26 de julio).

Si luego de estas evaluaciones los estudiantes no alcanzaran la calificación para aprobar el año podrán rendir los exámenes remediales, que se aplicarán del 20 al 22 de agosto y, además, los de gracia, que serán el 28 de ese mes.

Estos procesos están normados en los artículos 212, 213 y 214 del Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

En su artículo 215, la LOEI establece que la calificación del examen de fin de quimestre no puede abarcar más del 20% de la nota total del período.

Daniel Espinosa, docente de la U. Andina y experto en evaluación educativa, dice que los quimestrales deberían incluir solo los parámetros que quedaron fuera de las evaluaciones parciales, para no generar estrés en los alumnos. La evaluación -anota- debe ser formativa (con opción de retroalimentación) y no acumulativa.

En el país hay 4,3 millones de estudiantes que asisten a planteles fiscales, particulares, fiscomisionales y municipales.

Kevin Montoya está en séptimo de Básica y cree que su cupo en el colegio dependerá de la calificación que obtenga en los exámenes finales. Él y sus compañeros de la Escuela Fiscal República de Italia usan las pruebas de todo el quimestre, a manera de cuestionario, para estudiar para el quimestral.

Para la docente Filomena Álvarez la evaluación debe ser permanente. Ella complementa eso con actividades constantes de investigación.

Esta es una tarea que realiza Ángel Quitio. Cuando llega a su casa revisa su libro de texto e ingresa en Internet a los ‘links’ que les recomiendan en las lecturas, para complementar su aprendizaje. Asegura que por eso está listo para los exámenes finales.

La maestra Álvarez recordó que cada estudiante de esa institución rendirá, en total, siete exámenes. Según el Ministerio de Educación, los exámenes de fin de quimestre deben enfocarse en la materia aprendida durante el último período, en el currículo planificado por cada establecimiento.

Según el Perfil de Salida del Bachiller, cada institución debe plantear estrategias de enseñanza para que los estudiantes desarrollen autonomía en la preparación de sus exámenes. Además, deben integrar a las familias en ese proceso.

Karina Terán comenta que su hija Isabela, de 8, ha aprendido que el secreto para tener éxito en los exámenes es mantenerse atenta a las clases.

Esta madre, cuya niña estudia en un plantel particular, critica que muchos padres se estresen e inscriban a sus hijos en clases de nivelación o de inglés, para prepararlos. Ella no está de acuerdo con eso.

El experto Daniel Espinosa recomienda dejar de lado la preparación memorística para los exámenes. Asegura que, en casa, los chicos deben repasar con ejemplos cotidianos y sencillos, siempre acompañados de sus padres.

iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Felcomerciocom%2Fposts%2F2132462993444118&width=542&show_text=true&height=628&appId" width="542" height="628" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allow="encrypted-media">
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)