Pico y placa en Quito: restricciones para este jueve…
La inseguridad alarma a Morona Santiago
La violencia golpea a mujeres en situación de movili…
Alcaldes de Quito y Guayaquil se distancian de pugna…
Un hombre fue asesinado en centro comercial de Samborondón
Fallece el Gerente de hospital de Esmeraldas
Niña de dos años, hija de migrantes ecuatorianos, fa…
Soldados de la OTAN realizan maniobras en Letonia

Una niña india renunció a heredar un negocio de diamantes para convertirse en monja

Un día antes de la ceremonia de iniciación Devanshi y su familia participaron en una procesión. Foto: Tomada de Twitter

Devanshi Sanghvi tiene ocho años y es la hija de un acaudalado comerciante de la India. Ella decidió renunciar a ser la heredera de un multimillonario negocio de diamantes para convertirse en monja jainista.

La familia Sanghvi forma parte de los 4,5 millones de fieles que siguen el Jainismo, una de las religiones más antiguas del mundo, que se originó en India hace más de 2 500 años.

Esta religión predica la no violencia, el vegetarianismo y el amor a todos los seres vivos, incluidas las plantas.

La ceremonia de iniciación de Devanshi tuvo lugar el miércoles 25 de enero de 2023 en la ciudad de Surat, en el estado de Gujarat. Llegó acompañada por sus padres, Dhanesh y Ami Sanghvi. También tiene una hermana menor.

La pequeña lució las mejores ropas y joyas. Una corona de diamantes descansaba sobre su cabeza. Esta sería la última vez que podría hacerlo antes de someterse a una vida llena de austeridades.

En presencia de monjes jainistas mayores, la niña tomó el 'diksha', los votos de renuncia al mundo material.

Después de la ceremonia, la menor acompañó a las otras monjas y estuvo junto con ellas vestida con un sari blanco con el que también cubría su cabeza rapada.

Ahora, la niña convertida en sadhvi (monja), reside en una Upashraya, es decir en un monasterio jainista.

¿Qué significa tomar el diksha en el Jainismo?

La palabra diksha significa preparación o consagración para una ceremonia religiosa. Es una ceremonia donde una persona toma el camino espiritual.

Esto generalmente se hace en el Hinduismo, el Jainismo y el Budismo y la persona que toma el diksha hace el voto de seguir un camino espiritual estricto establecido por su gurú.

Cuando un individuo toma el diksha en el Jainismo, sale de su zona de confort para protegerse. Renuncian a placeres mundanos, según recoge el diario indio Times now.

La vida de los monjes jainistas es muy austera y dura. No pueden depender de la caridad para la alimentación y las necesidades básicas, solo pueden aceptar comida si está hecha para ellos.

Además, siguen el camino de la no violencia e incluso evitan aplastar insectos. De ahora en adelante Devanshi sostendrá una escoba para apartar los insectos de su camino y evitar pisarlos accidentalmente.

Críticas

La familia de Devanshi pertenece a la única secta jainista que acepta niños monjes. Sus padres son conocidos por ser extremadamente religiosos.

Medios de comunicación en India, citando a amigos de la familia, relatan que la niña siempre fue guiada hacia una vida espiritual.

Devanshi nunca ha visto la televisión, ni películas, ni ha ido a centros comerciales o restaurantes. Rezaba tres veces al día y hacía ayunos, informó el Times of India.

Aunque la comunidad jainista apoya esta práctica, la renuncia siendo tan niña ha suscitado un intenso debate. Activistas han salido en defensa de la menor y afirman que se han violado sus derechos.