27 de octubre de 2020 20:04

New Stratus, interesada en comprar Repsol en Ecuador, no produce crudo y dice que no se requiere más inversión en los bloques petroleros

Repsol opera el bloque 67 desde 1992 y el bloque 16 desde 1994 (foto). Actualmente, tiene un contrato de servicios con el Estado ecuatoriano. Foto: cortesía Repsol

Repsol opera el bloque 67 desde 1992 y el bloque 16 desde 1994 (foto). Actualmente, tiene un contrato de servicios con el Estado ecuatoriano. Foto: cortesía Repsol

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Mónica Orozco y Mayra Pacheco (I)

La canadiense New Stratus Energy firmó el pasado 20 de octubre del 2020 una carta de intención para adquirir los activos de la española Repsol en el país, que comprenden los bloques 16 y 67 en el Oriente ecuatoriano y una participación en el Oleoducto de Crudos Pesados.

El acuerdo está supeditado a la aprobación del Ministerio de Energía. La Cartera de Estado realiza un análisis técnico y económico de la transacción, ya que la normativa dispone que un eventual traspaso no podrá afectar la operación económica ni técnica del bloque.

Los balances presentados por New Stratus Energy, sin embargo, evidencian que los pasivos superan a los activos en USD 12 millones, lo cual evidenciaría una debilidad financiera.

A continuación, anotamos las respuestas de la compañía canadiense ante consultas enviadas por este Diario y que fueron contestadas por escrito:

¿Desde cuándo vienen conversando con Repsol sobre esta eventual compra de activos?

A inicios de este año, Repsol invitó a varias empresas petroleras a participar en este proceso de venta que fue organizado por un gran banco internacional. Nosotros fuimos seleccionados por Repsol como la mejor opción y, naturalmente, hemos mantenido un intenso diálogo con ellos.

¿A cuánto asciende la operación en millones de dólares?

El valor total de la operación es de aproximadamente USD 24 millones.

¿Cómo varía ese pago a Repsol de acuerdo al “cobro efectivo” de los pagos pendientes que mantiene el Estado por tarifa con la operadora de los bloques (carry forward)? ¿En cuánto aumentaría el valor a cancelar a Repsol por los activos?

Nuestro acuerdo con Repsol contempla que si, eventualmente, el precio del petróleo sube en una magnitud tal que se reduzca el saldo pendiente de pagos por tarifa, un alto porcentaje de lo recibido sería entregado a Repsol.

¿De cuánto será la inversión que harán en los campos?

Hay dos situaciones muy distintas. Por un lado, las inversiones obligatorias estipuladas el contrato de Repsol con el Estado ya fueron completamente realizadas. Por otro lado, una vez que nosotros hayamos sido autorizados a ser los nuevos socios del contrato, realizaremos un diagnóstico detallado. Con esa información, decidiremos cómo se podría optimizar la producción, y si sería necesario y rentable realizar inversiones adicionales.

¿Han pedido ampliar el contrato o existe este interés?

Es prematuro opinar sobre una potencial ampliación del plazo del actual contrato.

¿Por qué están interesados en los activos de Repsol considerando que existe apenas dos años para que se revierta el bloque al Estado y que deberán asumir pasivos ambientales, laborales y otros que deje la firma?


Porque percibimos que los bloques 16 y 67 todavía tienen potencial. En cuanto a los eventuales pasivos laborales y ambientales, hemos acordado con Repsol asignar fondos suficientes para que se pueda cumplir con estos compromisos a futuro.

¿Por qué es rentable comprar un campo por dos años, con precios del petróleo que se mantendrán en USD 40, lo cual además dificulta el repago del carry forward o deuda con el bloque por parte del Estado y que asciende a USD 380 millones?

La rentabilidad de una inversión, en cualquier parte del mundo, depende de una serie de factores, no únicamente el precio de venta de un producto. En el mundo petrolero actual, la valoración de las empresas y de los campos está muy baja, y esto permite realizar nuevas inversiones con perspectiva de potencial rentabilidad.

La recomendación especial del comité de licitación hidrocarburífera del Ministerio de Energía de Ecuador es que cuando se aprueba una extensión del plazo de un contrato petrolero la compañía debe renunciar al carry forward. En el caso de Repsol, ustedes deberían renunciar a USD 380 millones. ¿Estarían dispuestos a seguir con la operación de compra pese a que eso? ¿Cómo ven este tema ya que ustedes tenían la expectativa de ampliar el contrato y recuperar estos valores?

Estamos plenamente enterados de que la extensión de un contrato petrolero con el Estado implica renunciar al carry forward. Por lo tanto, nuestro análisis económico para este negocio no incluyó el rubro carry forward.

¿Quiénes son los accionistas de New Stratus Energy y si entre ellos están los que formaron Pacific Rubiales en Colombia, cuestionada porque quebró y por supuestos problemas laborales y con Rentas, donde usted fue presidente?

Primero, New StratusEnergy (NSE) es una empresa de capital abierto que cotiza en la Bolsa de Toronto, en Canadá. En consecuencia, sus acciones son negociadas a diario, y su accionariado también varía a diario. Quienes son los Directores y Administradores es información pública, también disponible en el sitio web de NSE.

El único miembro del ex Directorio de Pacific Rubiales Energy (PRE) que posee acciones de NSE es José Francisco Arata. Sin embargo, parte del equipo de técnicos y ejecutivos petroleros que trabajaron en PRE, hoy es un grupo de valiosos colaboradores de NSE.

Cuánto a PRE en Colombia, primero, hay que dejar bien claro que esta empresa nunca quebró. Lo que sucedió es que tuvo que ser reestructurada a raíz de la abrupta caída del precio del petróleo en 2016. De hecho, el día de hoy, sigue operando y continúa activa en la bolsa de Toronto con el nombre de Frontera Energy.

Respecto de la participación personal de José Francisco Arata, quien fue uno de los fundadores de PRE y su Presidente hasta agosto de 2015, él se retiró de PRE por motivos personales, mucho antes de que PRE entrase en su proceso de reestructuración.

Las cifras de la compañía arrojan pasivos millonarios, de casi 12 millones de dólares, que llevan a poner incertidumbre sobre la continuación del negocio, según los balances que analiza el Ministerio de Energía, ¿cómo harán las inversiones que requieren los campos?

Es perfectamente normal que una empresa relativamente nueva presente pérdidas que no son otra cosa que el reflejo de los gastos incurridos en la etapa preoperacional y luego las inversiones realizadas que todavía no generan rentabilidad.

Gracias a la amplia experiencia y la trayectoria exitosa de nuestro equipo en el mundo petrolero, varios bancos de inversión en Canadá y en Estados Unidos están prestos a apoyarnos para obtener el capital que se necesite. Si les presentamos proyectos sólidos de inversión, no tendremos problema alguno en levantar capital.

¿Qué experiencia tienen en operar campos petroleros y específicamente en zonas de alta biodiversidad?

Nuestro equipo tiene una extensa y variada experiencia en la operación de campos petroleros. Por ejemplo, Camilo Valencia, nuestro Vicepresidente de Operaciones, es un ingeniero de petróleo con más de 24 años de experiencia en campos petroleros en Colombia, Perú y México. Nelson Contreras, nuestro Gerente de Operaciones, es ingeniero petrolero por la Universidad Central de Venezuela y ha trabajado más de 35 años en campos en Brasil, Belice, Guyana y Colombia. Los bloques petroleros en los países mencionados están ubicados mayormente en zonas de alta biodiversidad, de manera que hemos adquirido una vasta experiencia en todo lo relacionado a la protección de la flora, fauna y recursos hídricos.

¿Cuántos barriles de crudo extraen en otras operaciones en el mundo, en dónde se localizan, en qué fase están y en qué países?


Como ya fue mencionado anteriormente, NSE es una empresa relativamente nueva y, como tal, se ha dedicado inicialmente a la investigación y evaluación de potenciales inversiones en exploración y producción petrolera. Tenemos un proceso de exploración en curso en Colombia, y varios otros proyectos en etapa de investigación.

¿Qué certificados pueden presentar sobre operación que demuestre que tienen igual o superior capacidad técnica y económica que Repsol, para que no se deteriore la calidad de la operación en Ecuador, como establecen normas locales como el Decreto 1363?


El Decreto 1363 no establece que el cesionario debe tener igual o superior capacidad técnica que Repsol. Lo que prevé es que con la operación de cesión no se podrá “…originar el deterioro de la solvencia y capacidad operativa del contratista…”. En este caso el contratista no es Repsol sino un consorcio donde Repsol tiene el 35% y que no se modifica para nada con la cesión a New StratusEnergy de acciones en la empresa matriz de uno de los integrantes del consorcio. Dicho consorcio y su capacidad operativa y financiera se mantienen incólumes. Esto además es totalmente lógico. Si se requiriese que el cesionario tuviese la misma capacidad que Repsol, ésta jamás podría ceder campos relativamente pequeños como los que New StratusEnergy está adquiriendo, pues ninguna empresa más grande que ella estaría interesada en los mismos. Por el contrario, con la cesión de estos activos a una empresa como New StratusEnergy, el Estado Ecuatoriano garantiza un nuevo aire para dichos contratos de servicios, con un inversionista que, en lugar de solo esperar que los contratos se venzan, va a priorizar la producción y eficiencia en la operación en lo que le queda de vigencia a dichos contratos.

¿Qué otras operaciones tienen y en qué países? ¿Qué certificados pueden presentar sobre operación?

De momento, solo tenemos operaciones en Colombia. Sin embargo, lo que hay que resaltar es el nivel de conocimientos y de experiencia del equipo ejecutivo y técnico de NSE. Estas hojas de vida, que revelan su participación en exitosos proyectos en múltiples países, son el mejor certificado de capacidad y de responsabilidad que puede presentar una empresa petrolera.

¿Qué resultados pueden mostrar de otros lugares donde han operado?

El equipo técnico y gerencial de NSE ha operado, además de Colombia, en Venezuela, Perú, Brasil, Guayana, y hasta en Papua-Nueva Guinea.

Cuánto a resultados, la gestión realizada en PRE, fue de recibir un campo sin producción alguna y, en apenas once años, elevar su producción a más de 300 mil barriles por día, un éxito enorme que fue reconocido en el mundo petrolero internacional. Solo para fines comparativos, recordemos que la actual producción en el Ecuador es del orden de 500 mil barriles por día.

Ustedes mencionan en los balances presentados al Ministerio de Energía que se hallaban buscando fondos en marzo pasado para garantizar sus operaciones y obligaciones. ¿Qué resultados tuvo esa búsqueda? ¿Cuál es el balance actual de la compañía respecto a déficit acumulado (pasivos)?

Tal como fue mencionado en nuestro comunicado de prensa del 21 de septiembre pasado, NSE concretó un financiamiento por aproximadamente 2 millones de dólares canadienses. A la fecha, los pasivos totales suman 780 mil dólares canadienses.

¿Cuál es el capital social y a cuánto ascienden los activos de empresa a la fecha

NSE actualmente tiene un capital social de casi 18 millones de dólares canadienses, a lo que hay que sumar un superávit contribuido de aproximadamente 1,7 millones.

Actualmente, tienen operaciones en Ecuador a través de esta firma o filiales, o son accionistas de alguna empresa de energía con operaciones en el país

Actualmente NSE no tiene operaciones en Ecuador, ni directamente ni a través de filiales. El objetivo de adquirir la operación de Repsol Ecuador es poder contar una empresa con una experiencia local importantísima, con mas de 400 empleados que pensamos mantener en su totalidad, para planificar un crecimiento sostenido en el país, participando activamente en las próximas rondas licitatorias como la Ronda Intracampos II y la Ronda Sur-Oriente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)