Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 14 de junio del 2021
La demanda de vestidos de grado se recupera frente al 2020
14 años de debate, para focalizar subsidios; Gobiern…
La vacuna es una forma de protegerse, pero no libra …
Transportistas de seis ciudades piden subir el pasaje urbano
Hotel Quito, el ícono de la modernidad de la ciudad
Venezolanos tienen alta expectativa para la regularización
La Fiscalía acumula más elementos en el caso Las Torres

Menos personas de la tercera edad pidieron devolución de IVA en el 2020

Atención en la oficina del Servicio de Rentas Internas (SRI), en el norte de Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Atención en la oficina del Servicio de Rentas Internas (SRI), en el norte de Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Atención en la oficina del Servicio de Rentas Internas (SRI), en el norte de Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El monto de devolución del impuesto al valor agregado (IVA) para las personas de la tercera edad y con discapacidad cayó en el 2020.

En ese año se entregaron USD 85 millones por este concepto, un 31% menos que los USD 122 millones desembolsados en el 2019.

El SRI explicó que la devolución del IVA está atada al consumo; la emergencia sanitaria por el covid-19 incidió de manera directa en la disminución de solicitudes de este beneficio el año pasado.

Según estimaciones del Banco Central del Ecuador (BCE), el consumo en los hogares cayó 8,5% en el 2020.

Francisco Quillupangui, de 79 años, solicitaba la devolución del IVA de forma semestral hasta el 2019. Pero en todo el 2020 no lo hizo ni una sola vez, ya que por la pandemia sus hijas no lo dejaron salir y ellas realizaban las compras para el hogar: “No tengo facturas del 2020 a mi nombre para solicitar la devolución”.

Rosa Estacio, de 74 años, solicita desde hace más de tres años la devolución del IVA de forma trimestral. La última vez que hizo el proceso fue en noviembre del 2020. “Mi sobrina me ayuda con el trámite en el internet”.

Estacio recordó que en el 2019 recibía un monto de USD 40 y 50 en cada trámite, incluso un mes recibió USD 92, porque adquirió varios insumos para el arreglo de su hogar. “En el 2020 no realicé muchas compras”, dijo.

Además, por la pandemia, muchos adultos mayores dejaron de acudir a la administración tributaria para solicitar la devolución del IVA por el riesgo a contagios, consideró Idrián Estrella, presidente de la Federación Nacional de Contadores del Ecuador.

Aunque el trámite también puede hacerse por Internet y la plataforma es amigable, existe adultos mayores que no están familiarizados con la tecnología y necesitan ayuda de terceros, según Estrella, quien coincide en que el consumo ha caído.

Por ejemplo, el monto promedio mensual solicitado por adultos mayores y con discapacidad en el 2020 fue de unos USD 51. El año previo, en cambio, fue de USD 64.

La devolución del tributo se aplica en las compras de primera necesidad, como vestimenta, vivienda, salud, alimentación, educación, comunicación, cultura, deporte y transporte y movilidad.

El SRI anunció, el pasado 22 de marzo, que habilitó la devolución automática del IVA a los adultos mayores con facturas electrónicas y en lugares autorizados.

Por ejemplo, si un adulto mayor realiza una compra de USD 56 en un local autorizado que tiene facturas electrónicas y el IVA es USD 6, este valor se descontará y el pago final será solo de USD 50.

Estrella cree que la devolución automática del IVA es positiva para los adultos mayores, porque cree que habrá más beneficiados, ya que no tendrían que hacer trámites que llevan tiempo, dijo.

Hasta el momento, 45 locales de supermercados Santa María están autorizados para la devolución automática del tributo. El SRI señaló que trabaja para que más comercios ofrezcan este beneficio.

“No es obligatorio que los establecimientos con facturación electrónica ofrezcan este servicio”, agregó el ente.

En cambio, la Corporación Favorita informó que realiza pruebas en su sistema para que sea compatible con el del SRI y trabaja ya en un piloto.

Todas las personas mayores de 65 años tienen derecho a este beneficio, pero no todos lo solicitan. En el 2020, cerca de 160 000 adultos mayores pidieron la devolución, es decir, 12% de la población de adultos mayores para ese año, según las proyecciones poblacionales del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Esto se explica, según el experto tributario Javier Bustos, porque la devolución del IVA impacta más en quienes tienen poder adquisitivo; es decir, “para los contribuyentes que pueden hacer compras en supermercados, en restaurantes, hacer viajes en avión”.

Por eso, él considera que aun cuando la devolución automática se expanda, el beneficio no llegará a todos los adultos mayores del país.

El Fondo Monetario sugirió, en la Carta de Intención, que este beneficio se debe reducir o eliminar porque no beneficia a personas vulnerables y genera un gasto para las finanzas públicas.