Comisión legislativa se inclina por el archivo del C…
Gremios se pronuncian por la alerta roja de covid-19…
Lasso dice que es ‘indignante’ la senten…
Siete postulantes a la Corte Constitucional rendirán…
Diana Salazar presentó avances en juicios contra Cel…
Transportistas urbanos de Quito preocupados por su s…
Ecuador enfrenta 86 procesos internacionales, dice P…
¿Cómo validar certificados médicos en el IESS?

Transportistas interprovinciales piden derogatoria del decreto de alza de combustible

Abel Gómez, presidente de Fenacotip, rechazó el anuncio del incremento al diésel. Foto: API

Abel Gómez, presidente de Fenacotip, rechazó el anuncio del incremento al diésel. Foto: API

Abel Gómez, presidente de Fenacotip, rechazó el anuncio del incremento al diésel. Foto: API

La Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Interprovincial de Pasajeros (Fenacotip) reunió a sus 17 agremiados por provincia, este 2 de enero del 2019, para rechazar el Decreto 619 que aprobó el incremento de los combustibles en el país.

El malestar es porque la subida de precios inicialmente fue planteada solo para la gasolina, según Abel Gómez, presidente de la Fenacotip, pero desde el 15 de enero se ha contemplado que el diésel suba igualmente de valor. Actualmente se vende a USD 1,037 y pasaría a USD 2,74, en el caso del diésel premium particular.

Entre los reclamos estuvo que antes de emitir el decreto no hubo una difusión con el sector y que ahora recién se busca el diálogo.

“Nos acogemos al derecho a la resistencia”, dijo Gómez sobre la posibilidad de paralizar el servicio que brindan desde el 16 de enero, en caso de que decreto no sea derogado.

A pesar de que a la transportación pública se le concedió un subsidio a través de tarjetas prepago, con un cupo de 270 galones al mes, en el caso de los taxistas, para este grupo de transportistas esa no la solución.

“No tenemos el dinero para llenarlas, entonces no nos podremos abastecer”, aseguró Gómez, quien agregó que aún no tienen la alternativa que les podría ser de ayuda como gremio frente al alza de los combustibles.

La desconfianza, según Omar Gruezo vicepresidente de Fenacotip y representante de Esmeraldas, nace porque el Gobierno desde 2012 les ofreció un bono para mantener las tarifas en los pasajes y calcula que hay USD 78 millones que todavía les adeudan. “No vamos a tener los recursos para trabajar”, concluyó.

Suplementos digitales