11 de August de 2012 00:01

La prevención en el trabajo es ahorro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En Ecuador, la Seguridad Social invierte cerca de USD 36 millones al año en subsidios por incapacidad (temporal o perenne), producto de accidentes laborales.

Según un informe de la Dirección de Seguro General de Riesgos del Trabajo del IESS, en el 2010 fueron calificados 7 102 accidentes de trabajo a escala nacional. Son los datos más recientes y oficiales al respecto.

Estos casos pueden suceder de la forma más inocente. Uno de ellos fue el de Lucila L., quien sufrió una luxación en su tobillo derecho cuando bajaba del bus de personal al llegar a su trabajo.

Recuerda que la escalera del bus era un poco alta y que al pisar “en banda” cayó. Además, golpeó su cabeza. Por registrarse el hecho en horario de trabajo, fue considerado un accidente laboral.

“De pronto, si al bus se le hubiera adaptado un pequeño escalón, no me accidentaba”, recuerda Lucila, quien para entonces laboraba en una empresa naviera.

Como consecuencia tuvo un mes de reposo, pie enyesado y un subsidio cuyo monto no recuerda. La atención médica fue recibida en el Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Seguro Social, en el sur de Guayaquil.

Con medidas de prevención, ella hubiese evitado estar enyesada y la empresa no hubiera restado productividad por la falta de una de sus colaboradoras.

De allí que el director nacional de Riesgos de Trabajo, Juan Vélez, destaca que es más económico cumplir con las normas de seguridad para los trabajadores, que pagar sanciones por incumplir normativas de prevención y cancelar indemnizaciones.

En Ecuador, el tema de seguridad industrial y ocupacional ha tenido un crecimiento constante, producto de las nuevas normas que deben aplicar las empresas y que demandan capacitación. La semana anterior, dos citas congregaron a expertos del tema en Guayaquil. Uno de ellos fue el VI Congreso Ecuatoriano de Seguridad y Salud Ocupacional, organizado por la Sociedad Ecuatoriana de Seguridad Salud Ocupacional (SESO) en el Hotel Ramada.

La otra cita incluyó Jornadas Técnico Informativas de Seguridad y Salud en el Trabajo, del IESS en el Centro Cívico, sur. Mientras que entre el 30 de agosto y 1 de septiembre se realizará la Expo Talento, donde también se tratarán temas de salud ocupacional.

Los riesgos en el trabajo   de oficina y la forma para evitarlos

Contracturas.  Es  común en cuello y espalda por estrés. Un tratamiento básico de siete  días cuesta entre USD 30 y  60. Incluye cita   médica.  Con seguridad social el trabajador puede recibir atención sin costo.  

Miniejercicios  rutinarios. Lo recomendable es incentivar en el personal series de estiramiento en su mismo puesto de trabajo o  caminar un poco después del almuerzo o al menos subir o bajar escaleras.

Tensión.  En esa situación,   los jugos gástricos se manifiestan y generan acidez. Y se puede sufrir de ansiedad. Los médicos sugieren  tratamiento a base de fármacos betabloqueantes, por 20 días, según el caso.     

Régimen alimenticio.  Que el personal se alimente a las horas apropiadas es vital  para evitar gastritis, úlceras y otras enfermedades. El empleador debe incentivar este punto y el trabajador exigir su  derecho. 

Esfuerzo físico.  Cuando el trabajo exige  tareas como subir o bajar cartones,  el riesgo es sufrir dolencias más allá de los músculos. Hay casos en que se necesita  un traumatólogo. La consulta  va de USD 40 a 80. 

Equipamiento.  Para las tareas físicas  es recomendable que el trabajador se proteja con cinturones o fajas especiales. Si la carga es  áspera, es preferible el uso de guantes para proteger las manos. 

Esfuerzo visual. El oficinista, que a diario utiliza la computadora, es usual que sufra de irritación en la vista. También, puede padecer de dolencias  en la espalda por  su errónea  postura al sentarse.   

Chequeo.  Hay un examen anual  de ‘agudeza visual’,  para detectar a tiempo si hay daños en la vista. Cosas básicas como un protector de pantalla en la computador ayudaría al trabajador a proteger su vista.

Los costos al empleador por  la  falta de prevención  
    
El empleador debe tomar exámenes preocupacionales a sus colaboradores. Consiste en realizar pruebas antes de la contratación de una persona, para medir si es apto (a) para el cargo que se le  asignará.

Una firma que no  hizo dicha  prueba pagó  USD 15 000 a un obrero  de carga que  presentó una hernia. Si  ya tenía la dolencia, no se pudo  probar, dijo  el experto  Mauro Torres, economista,  gerente de Inmedical.

Una vez al año, el empleador debería realizarle exámenes ocupacionales a su personal de planta. Así  puede  detectar dolencias y prevenir   enfermedades cuyo tratamiento será más costoso en el futuro.    

Recuerde que en  Ecuador, si no se cumple con  las normativas de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional, la empresa  puede ser sancionada y multada, según el grado de responsabilidad, destacó Torres.    

En caso de accidentes,  el IESS realiza auditorías y, de encontrarse no conformidades de tipo ‘A’, con daños graves, el empleador debe pagar  1% más de  aporte patronal  de toda la nómina por 24 meses.

Según la gravedad del   accidente, la empresa puede pagar entre 3 y 30 salarios básicos unificados como indemnización, según la resolución 333 del IESS, dijo Torres, máster en Gestión de Productividad.     

Es menos costoso  invertir en la prevención.  La relación más o menos es que por cada 100 dólares que se inviertan en un empleado en seguridad, la empresa recupera USD 220, estimaciones del IESS.

Existe  un Instrumento Andino de Seguridad y Salud en el Trabajo, donde se dictan los parámetros a seguir para los países de  la región, para aunar las políticas de prevención de riesgos  laborales.

Conozca los principales implementos de seguridad, según el tipo de  industria

Cascos.  Para proteger contra la caída de objetos, golpes, choque eléctrico y pararrayos UV. Sus costos van desde USD 6 hasta  40. 
  
Caretas para  soldadores.  Hay con lente  electrónico autooscurecible y  ventanas laterales.  Desde USD 60 con estas características. 
  
Protección auditiva.  Hay orejeras de varios tipos para proteger a  trabajadores expuestos a altos  niveles de ruido. Desde  USD 13 hasta 30.

Trajes de seguridad.  Para evitar riesgos eléctricos, contra contaminantes y retardantes de llamas. Cuestan entre USD 200 y 1 000.

La normativa

OHSAS 18001  es el  certificado para  Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. Empresas  como Cervecería Nacional cuenta con esta acreditación, que exige medidas para control de riesgos laborales y  prevención de enfermedades.

El CESI es  el Consejo Ecuatoriano de Seguridad Industrial, organización privada  conformada por consultores  especializados en el área. Desde 2007,  personal de tres empresas recibió  los certificados como Persona Calificada en Seguridad y Salud. Otras cinco empresas están en proceso de calificación. 

Días sin accidentes.  Es un registro constante, a la vista de toda persona que pase por una empresa, donde se muestran los días en que no se han presentado hechos lamentables. Para estos fines, se requiere desarrollar y consolidar en la cultura de la prevención de cada compañía.
Reglamento de seguridad.  Toda empresa en Ecuador, por pequeña que sea, debe tener este documento. Necesita un Comité de Seguridad y Salud Ocupacional, que debe estar integrado por 12 personas.

Toda empresa debe contar con un médico ocupacional, cuando tenga más de 100 empleados. Hay cerca de 4 000 profesionales certificados por el Ministerio de Relaciones Laborales. El 10% tiene título de cuarto nivel.

70 000 empresas  están registradas en Ecuador. El 10% tiene más de 100 empleados.

Monitoreo  ambiental.  Hay que medir ruido, gases contaminantes, iluminación en áreas de trabajo. Así como efluentes industriales  y estrés térmico.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)